Real Madrid le pidió a Di María que no jugara tras su lesión

Lo confirmó el jugador, quien contó que el club le envió una carta a la AFA. "Como me la dieron la rompí. Fue decisión de Alejandro (Sabella) no jugar", recordó el futbolista.
Viernes 5 de septiembre de 2014
El futbolista Ángel Di María aseguró este viernes que el Real Madrid le envió una carta para que no jugara la final del Mundial y señaló que cuando se la dieron la rompió y no le hizo caso al pedido del club español.

"Hubo una carta del Madrid a las 11 de la mañana, horas antes de la Final que era a las 17.00. Como me la dieron la rompí y no le hice caso, pero fue decisión de Alejandro (Sabella) no jugar y al mismo tiempo no quería dejar al equipo con uno menos a los cinco minutos", indicó.

En diálogo con América & Closs agregó: "Sabía que no iba a jugar y me dolió mucho, porque futbolísticamente es difícil llegar a una final y a dos seguidas es imposible, pero por lo que entiendo era algo de un seguro (Real Madrid en ese entonces ya lo tenía en venta), pero (Julio) Grondona me dijo que se hacían cargo de lo que pasara".

Al ser consultado acerca de la final ante Alemania reveló: "Vimos el video de lo que había sido el partido y no lo podíamos creer. Tuvimos varias acciones y ellos una clara y nos anotaron. Creo que no era para nosotros".

Más tarde comentó que es "imposible" que el Manchester United inglés, su actual club, no lo ceda a "un partido de la Selección" y agregó: "Es lo que amo, lo que más me gusta es usar esa camiseta. Así sea un amistoso, quiero estar presente".

Luego habló acerca del grupo mundialista: "Tenemos un grupo de whatsapp con los 23 jugadores del Mundial, lo que deja a las claras la buena relación que había. Lio (Messi) mandó un mensaje y nos dijo que era todo mentira eso de que no quería estar".

Ante la pregunta por su salida del Real Madrid comentó: "Hoy vi cosas que salieron del Presidente hablando sobre mí. La verdad, primero y principal, para ganar la plata de Cristiano Ronaldo tengo que ser Balón de Oro alguna vez como él o Leo que están en otro nivel".

"Pienso que habló con otra persona que no era mi representante porque en ningún momento dije que me quería ir. Además, nunca tuve diálogo con él, ya que cuando firmé no estuvo, cuando renové tampoco y la realidad es que no había relación", afirmó.

En ese sentido, añadió: "Jamás quería irme, Cristiano y Sergio Ramos lo sabían, pero son cosas que pasan y el club decidió traer otros jugadores. Digan lo digan, los 75 millones en los que me vendieron le vendrán bien para todo lo que estaban gastando".