Gobierno asegura que el swap con China servirá para evitar "ataques especulativos"

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró que el intercambio de monedas servirá para reforzar la "previsibilidad desde el punto de la evolución del volumen de reservas”.
Lunes 8 de septiembre de 2014
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró hoy que el intercambio de monedas (swap) con China le servirá a la Argentina para dar "cobertura" a las reservas internacionales y evitar "ataques especulativos".

"Ambos bancos centrales han establecido una operatoria para la cobertura de reservas y el balance de divisas", lo que servirá para reforzar la "previsibilidad desde el punto de la evolución del volumen de reservas", dijo.

Así, según el funcionario, el Gobierno logrará "desincentivar cualquier tipo de ataque especulativo" que pueda poner en riesgo el nivel del tipo de cambio, tal como ocurrió en febrero pasado cuando el peso se devaluó un 18 por ciento en dos días.

"La economía argentina tiene certidumbre respecto a la previsibilidad en su funcionamiento y objetivamente no debería existir ningún tipo de inconveniente", agregó el funcionario al brindar su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada.

Al ser consultado sobre el incremento de la demanda del dólar para ahorro, Capitanich dijo que si bien "el primer día (del mes) hubo un alto impacto", en los últimos días "ha disminuido sustancialmente el número de autorizaciones" para comprar la divisa.

Consultado sobre la operatoria de swap con China para fortalecer las reservas internacionales, Capitanich explicó que los bancos centrales de ambos países "han acordado una operatoria de cobertura de divisas".

No obstante, indicó que todavía "hay un saldo sin liquidar de soja", y ratificó que "existe previsibilidad sobre la evolución del volumen de reservas. La economía argentina tiene certidumbre sobre la previsibilidad del funcionamiento".

También destacó las estrategias que viene desarrollando el gobierno nacional para "sostener y mantener" el nivel de empleo en la industria automotriz y consideró que el nivel de suspensiones en el sector "es sustancialmente inferior" respecto a 2009.

El funcionario nacional dijo que en ese sector "el nivel de suspensiones es sustancialmente inferior" respecto a 2009, y "el nivel total de producción, si bien ha disminuido, tampoco ha sido tan significativo".

En ese marco, defendió la intervención del Estado "con estrategias que nos permitan sostener y mantener el empleo" y dijo que "el Gobierno tiene la meta de producir 700 mil unidades este año".

El jefe de ministros también remarcó que el Gobierno "ha trabajado con Brasil para mantener la proporción relativa desde el punto de vista del mercado automotriz en un contexto en el que la demanda externa disminuyó sustancialmente".