Los beneficios de las dietas detox: ¿mito o realidad?

Lunes 8 de septiembre de 2014
La imagen se repite cada vez con mayor frecuencia: alguna celebridad comparte su imagen mientras bebe o muestra un jugo verde, que se ha convertido en el símbolo por excelencia de las dietas de detox, los planes de depuración que como casi todo en la vida tienen puntos positivos y otros negativos que pueden poner en riesgo la salud.

Se trata de una dieta líquida que puede ser desde uno a 21 días, en la que los alimentos son sustituidos por batidos y jugos que combinan verduras y frutas y van acompañados de las palabras: depurantes, alcalinizantes, desintoxicantes, revitalizantes.

Quienes los promueven no sólo hablan de las bondades que representan para salud, sino que hacen énfasis en los resultados casi milagrosos que tendrán en dos aspectos que preocupan sobremanera en la sociedad actual: la belleza y la pérdida de peso.

De tal manera que la ecuación es sencilla: si haces una dieta detox no sólo serás delgada, también serás bella. La ecuación ha sido más que simplificada y, al ser repetida con insistencia, acalla cualquier voz en contra. No obstante, aquí te compartiremos algunos de los beneficios de este plan de alimentación, pero también los riesgos que puede generar a quien lo sigue sin supervisión profesional.

La reducción de peso es una de las bondades que promueve el detox, pero esto sólo es un resultado temporal, casi momentáneo.

Los beneficios:

Evidentemente una delas ventajas que es innegable es que en un mundo en el que prevalecen las comidas artificiales y rápidas, los jugos verdes (y de otros colores) aportan una ingesta considerable de verduras y frutas a la alimentación cotidiana y, sin duda, esa es una excelente noticia.

Los impulsores de la dieta detox afirman que, gracias a un mayor consumo de jugos creados con una mezcla de verduras y frutas, las células que cada día se renuevan, “nacen” más sanas y podrán cumplir mejor con su función.

También, aseguran, el detox equilibra los niveles de colesterol, fortalece el sistema inmunológico, restablece el metabolismo correcto (por eso se disminuye de peso), se detiene el envejecimiento y se neutraliza la acidez en el organismo.

Todos estos beneficios, sin duda, suenan más que atractivos y cualquiera en su sano juicio quisiera llevarlos a su vida. Sin embargo, hay especialistas que advierten que los planes detox también tienen “letras chiquitas” que deben leerse o conocerse para evitar problemas de salud. “Hoy día, el término detox es más un discurso promocional que científico”, asegura el British Medical Bulletin.

Si durante varios días sólo bebes jugos y batidos, tu nivel de energía puede disminuir, dicen especialistas.


La realidad es que el organismo humano es mucho más complejo que, por ejemplo, la tubería de un departamento: no hay nada que “arrase” con las toxinas de semanas, meses o ¡años! de excesos y mala alimentación.

Como es bajo en contenidos calórico, en un detox clásico puede perderse peso en los tres o cinco días que, por lo general, dura clásico… pero esa disminución no es permanente. “Es muy probable bajar de peso y volverlo a ganar siempre que alguien se somete a una dieta extrema”, cita el sitio WebMd, especializado en temas de salud.

Otros riesgos que deben tenerse presente si se opta por un régimen desintoxicante son: disminución de energía, bajos niveles de azúcar en la sangre, dolores musculares, fatiga, náuseas o mareos asociados a una menor ingesta de energía.

De ahí que, como en todo, más vale aplicar el sentido común y antes de lanzarse a una aventura extrema, será deseable que lo consultes con un especialista y, si decides incorporar el detox a tu vida, sea bajo su supervisión. Además, recuerda que no hay nada mejor que llevar una alimentación equilibrada y saludable, sin picos extremos que puedan ponerte en riesgo. ¿Estás de acuerdo?. (Fuente: Telemundo).