Robo, persecución y toma de rehenes: un ladrón fue detenido

El delincuente, que había robado en un local de electrodoméstico, era perseguido por la policía cuando se metió en un taller de chapa y pintura y tomó como rehén a un empleado.
Martes 9 de septiembre de 2014


Una persona mayor de edad fue detenida hoy en el partido bonaerense de Morón, tras tomar de rehén a un empleado de un taller mecánico, luego que se escapara de otro robo y fuera perseguido por la Policía.

Según confirmaron fuentes policiales a NA, el hecho ocurrió este martes a la tarde en un taller de chapa y pintura ubicado en Cramer al 1700 de la localidad de El Palomar, cuando el delincuente entró al local y tomó de rehén a un empleado.

El delincuente se venía escapando de la Policía que lo perseguía porque el hombre había entrado a robar en un local de electrodomésticos, del que se había llevado dinero y objetos personales de los dueños.

Tras ser perseguido por unos 200 metros, el delincuente que iba armado, entró al taller y tomó a uno de los empleados de rehén y le apuntaba con el arma.

La Policía llegó rápidamente al lugar y luego de 20 minutos de negociación, detuvo al ladrón que se entregó.

Juan, dueño del taller mecánico, habló con la prensa y contó que alrededor de las 17:00 el delincuente se le metió al taller cuando él le abría la puerta a un cliente que se estaba yendo.

"Cuando abro la puerta se mete este muchacho que venía corriendo y se estaba asustado. Forcejeamos un poquito, porque yo no quería que entrara pero cuando sacó el revólver lo dejé, yo salí y él se metió", contó Juan.

"Al parecer había cometido un robo a dos cuadras y se venía tiroteando con la policía. Acá se llenó de policías en dos minutos, bajó el comisario, habló con él y en 20 minutos se entregó. Estaba asustado y tenía miedo que lo maten", relató el dueño del taller.

Tras la detención la Policía secuestró dos armas, un revólver calibre 38 y una pistola 9 milímetros, que sería de un
delincuente que se encontraba prófugo y que habría actuado de
campana en el robo al local de electrodomésticos.

El dueño del taller comentó que uno de los clientes que estaba en el lugar fue herido con un disparo que le rozó la cabeza, pero está fuera de peligro.

"No sé de donde salió el disparo, porque el muchacho decía que él no había tirado", contó Juan.

Las fuentes consultadas explicaron que aún no se logró determinar de donde salió la bala que hirió al cliente, ya que dicen que la Policía no disparó.

En el hecho participó personal de la comisaría 6ta de Morón y de la Departamental de esa jurisdicción.

La causa tramita en la Unidad Funcional de Instrucción N° 3, a cargo del fiscal Mario Ferrario.