Body grooming, moda masculina de afeitarse todo

Eliminan, reducen o recortan los pelos de diferentes partes de su cuerpo por estética, comodidad o higiene.
Miércoles 10 de septiembre de 2014
Hasta hace un tiempo, la idea de que los hombres se afeitaran zonas del cuerpo diferentes a la barba era asociada sólo a los deportistas. Se sabía que nadadores, jugadores de water polo y atletas lo hacían para eliminar el roce y tener mejor rendimiento. Sin embargo, hoy no son sólo ellos y la costumbre se ha extendido a otros que lo hacen por estética, comodidad o higiene.

La tendencia se denomina "body grooming" y se trata de un procedimiento que, por lo general, se lo realizan los mismos hombres con una máquina, ya sea manual o eléctrica, que les permita eliminar los vellos, reducirlos o sólo recortarlos. Algunos también recurren a la tradicional cera.

En el mundo, varios medios orientados al público masculino han dedicado artículos a los "body groomers" e incluso existe un blog cuyo objetivo es "guiar a los lectores por el mundo de grooming masculino".

"Creemos y defendemos un enfoque equilibrado del grooming que hace al hombre más atractivo y presentable, pero que no lo priva de su apariencia masculina", postula el blog.

Hace un tiempo, "Men's Health" publicó varios tips para "dominar la selva salvaje en todo tu cuerpo".

Así, respecto a la espalda les recomienda a los hombres afeitársela cada tres o cuatro semanas, "o cada vez que tu novia comience a hacer bromas sobre los gorilas". Y sobre el pecho, la sugerencia es eliminar o reducir los pelos cada dos o tres semanas. Además, recomienda a quienes recién comienzan con el body grooming, no dejarlos demasiado cortos para que el cambio no sea muy drástico.

Algo en lo que coincide Barbara Guillaume, quien le recorta los vellos a actores como James Franco y Colin Farrell, y que fue una de los expertos en grooming a los que GQ les pidió que dieran sus tips para que el resultado del trabajo sea equilibrado, es decir, que no queden ni muchos ni muy pocos pelos. "Mientras menos pelos, más se ve el cuerpo completo. Está bien dejar un poco de vellos por si acaso", sostuvo.

Asimismo, la cantidad de pelo en el pecho debe ser consecuente con los vellos que hay en otras partes del cuerpo. En otras palabras, no se ve bien que un hombre tenga una barba frondosa y su pecho esté completamente afeitado.

La especialista también sugirió hacer el procedimiento "en seco" y luego aplicarse una loción hidratante para evitar la irritación.

En relación a los pelos de las axilas, Guillaume sostiene que es mejor no tocarlos a no ser que sean tantos, que se salen por la manga de una polera. En ese caso, el consejo es tomar el exceso y reducirlo con una máquina, o bien, si son demasiado largos, simplemente recortarlos con tijeras.

"Los bíceps y los hombros deben estar desnudos", señaló por su parte Kenny Milstead, quien trabaja depilando a hombres con cera en un spa en Nueva York. "Si los vellos crecen en diferentes patrones, está bien eliminar un poco de ellos. Sólo asegúrate que no queden líneas demasiado marcadas", recomendó. Es decir, la idea es que los hombros queden desnudos e ir dejando algunos pelos a medida que se baja por el brazo, para que la transición no sea tan brusca.

Finalmente, sobre el área genital, el principal consejo es, lógicamente, hacerlo con cuidado. Pero, ¿por qué afeitarla? El blog de "body grooming" entrega varias razones, entre ellas:

- Mayor higiene

- Mejor salud (porque es posible examinar con detención la zona y detectar cualquier erupción o herida que surja).

- Novedad (para llamar la atención de tu pareja, en especial si llevas una relación larga con la misma persona).

- Sensualidad y erotismo (sobre todo si tu pareja participa en el afeitado).

Para realizar el procedimiento, el blog aconseja disponer de una buena rasuradora, tijeras y una buena crema de afeitar, que sea muy suave. Asimismo, sugiere una buena ducha antes de comenzar, para que los vellos estén suaves y sean más fáciles de afeitar.

La idea es primero recortar un poco los pelos para que el afeitado sea más fácil y efectivo, y luego utilizar la rasuradora desde la base del pene y alrededor de él, así como también en el escroto. Todo con muchísima precaución y sin aplicar demasiada presión.

Para terminar, lavar e hidratar el área. Productos que contengan extracto de avellana o aloe vera son sugeridos para las pieles sensibles. Asimismo, se recomienda evitar aquellos con colorantes o fragancias, porque pueden irritar y causar molestias. (Fuente: El País, Uruguay)