AFIP secuestró contenedores con productos 'truchos'

Había más de 150.000 juguetes falsificados, valuados en 95 millones de pesos, fueron incautados.
Miércoles 10 de septiembre de 2014
La mercadería fue incautada por el delito de fraude marcario y se analiza ahora si estos juguetes falsificados no podrían haber afectado además la salud de los niños, dado que se presume que
estaban confeccionados con materiales tóxicos, consigna un parte de prensa de la AFIP.

Los cuatro contenedores estaban en el área de control integrado, ubicado en ciudad paraguaya de Encarnación, a la espera de una autorización para ingresar al país.

Pero un alerta que llegó desde la Aduana Argentina, obligó a que las cargas fueran minuciosamente revisadas por el personal de la AFIP.

Para efectuar controles de este tipo en el paso fronterizo -que une Posadas con Encarnación- el personal de la Aduana de Posadas selecciona operaciones de tránsito e importación en base a
perfiles de riesgo tanto de empresas de transporte como de importadores y las mercaderías declaradas.

En este caso, los importadores habían declarado que se trataba de "juguetes genéricos", pero al abrir los contenedores se constató que se trataba de fraude marcario, ya que los productos eran copias falsas de reconocidos personajes infantiles, en infracción al artículo 46 de la Ley 26.458, y algunos artículos electrónicos.

El aforo del primer contenedor arrojó como resultado que se trataba de un contrabando de 11.039.000 pesos de juguetes; el segundo de 36.347.000, ya que además llevaba artículos
electrónicos; el tercero de 27.165.000 y el último de 20.763.000. Lo que totaliza una suma mayor a los 95 millones de pesos.

La AFIP suspendió preventivamente la CUIT de las empresas involucradas, y emitió un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) a la Unidad de Información Financiera (UIF).

Entre los juguetes falsificados aparecían muñecos del Hombre Araña, Superman, Capitán América, Thor, Batman, Iron Man, entre otros.

Las marcas afectadas son Pepa Pig, Hello Kitty, Disney, Marvel y DC. Además del secuestro, el personal de aduanas tomará muestras de los productos para analizar si se trata de mercadería que
pudiera afectar la salud pública, artículo 610 de Código Aduanero, cosa que podrían caberle más sanciones.

En menor medida, también se encontró en uno de los contenedores baterías para cámaras fotográficas de las marcas Canon, Sony, Nikon, Samsung y Panasonic.