Lo condenaron a perpetua pero no lo detuvieron, escapó, ahora está prófugo

Se trata de un ex policía de la Federal que fue condenado por un caso de gatillo fácil. Pidió retirarse de la sala antes del fallo y cuando lo fueron a buscar ya nadie lo encontró.
Miércoles 10 de septiembre de 2014

Un policía que hace una semana fue condenado a reclusión perpetua por un caso de gatillo fácil está técnicamente prófugo, luego de que fueron a detenerlo a su casa y al trabajo y nadie supo decir dónde estaba.
.

Se trata del ex cabo de la Policía Federal Martín Alexis Naredo, que el jueves pasado fue sentenciado por el fusilamiento del adolescente Jon Camafreitas (18), ocurrido el 21 de enero de 2012 en el barrio porteño de Balvanera.
.

El hombre pidió irse antes de escuchar el veredicto diciendo que no estaba en condiciones anímicas, y el Tribunal Oral en lo Criminal 23 lo autorizó.

Un rato después los jueces dieron a conocer la sentencia en la que ordenaban su arresto pero ya nadie sabía donde estaba.
.

"Fue un gendarme a la casa a la mañana siguiente y la madre dijo que se había ido a lo de la novia. Lo fueron a buscar a la Secretaría de Medio Ambiente de la Municipalidad de La Matanza, pero no fue ni el viernes, ni el lunes ni el martes", denunció ante DyN la abogada querellante María del Carmen Verdú.
.

"Pedimos expresamente que lo detuvieran entre el momento de los alegatos y la sentencia pero nos dijeron de todo, pero en ese momento le abrieron la puerta para que este hombre se fugara en nuestra cara", añadió.
.

El fallo, dijo, también ordenaba investigar la connivencia que habría tenido con agentes de la comisaría 8va. de la PFA.
.

De esta manera, dijo Verdú a DyN, esta misma situación de encubrimiento por parte de otros policías hacía presuponer que si Naredo continuaba libre "recibiría ayuda institucional para escapar", máxime "teniendo además una hermana que trabaja en Migraciones del Aeropuerto de Ezeiza".
.

El 21 de enero de 2012, en Independencia y Sánchez de Loria de esta ciudad, Naredo y su colega Juan Carlos Moreyra perseguían a dos muchachos: Camafreitas (18) y Franco Rojas (14), que se retiraban de la plaza Boedo, en la que dos bandas de adolescentes sostenían una pelea de la que ellos, según testigos, no participaron.
.

Según la causa, Moreyra alcanzó al chico de 14, en tanto Naredo hizo lo propio con Camafreitas, quien poco después agonizaba con un balazo en la cabeza que terminó impactando en una persiana de un comercio cercano.
Naredo narró que Camafreitas forcejeó con él y quiso quitarle su pistola Browning 9 mm., que se disparó accidentalmente.
.

La víctima agonizó cuatro días en el hospital Ramos Mejía y murió el 25 de enero de 2012.
.

El tribunal condenó a Naredo por "homicidio agravado", por considerar que el caso fue "una grave violación a los derechos humanos por un funcionario estatal". Según Verdú, "es el segundo policía de la misma comisaría que se escapa este año". Hace tres meses la CORREPI denunció que otro policía federal, de la misma comisaría 8va., se escapó igual que Naredo el día de su condena: el sargento Néstor Adrián González, que por el crimen de Sergio 'Checho' Casal recibió 15 años de prisión, con detención inmediata, de parte de un tribunal de Mercedes.