Obama anunció un plan para combatir al Estado Islámico

Jueves 11 de septiembre de 2014
El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció una campaña "implacable" con el objetivo de sacar al Estado Islámico (EI) "de donde sea que esté" y, en ese sentido, afirmó que no dudará en "tomar acción" contra ese grupo "en Siria, así como en Irak".

El mandatario, sostuvo además que su país "liderará una coalición amplia para hacer retroceder esta amenaza" con un "objetivo claro: vamos a degradar y finalmente destruir" al EI, "mediante una estrategia de contra-terrorismo integral y sostenida".

El plan, consistirá en llevar adelante "una campaña sistemática de ataques aéreos contra esos terroristas"; "aumentar el apoyo" a las fuerzas que están peleando desde el terreno, así como continuar aprovechando las "capacidades sustanciales antiterroristas" y seguir facilitando "asistencia humanitaria" a los civiles que fueron desplazados por la crisis.

"Dejé en claro que vamos a cazar a los terroristas que amenacen a nuestro país, donde sea que estén. Esto significa que no dudaré en tomar acción" contra el EI "en Siria así como en Irak", advirtió el jefe de la Casa Blanca en un discurso de 15 minutos brindado en el horario central de las 9 de la noche (10 en Argentina).

A horas de cumplirse un nuevo aniversario del atentado contra las Torres Gemelas en Nueva York, Obama mencionó no obstante que en esta oportunidad el esfuerzo será "diferente a las guerras de Irak y Afganistán" siendo que "no involucrará tropas estadounidenses peleando en territorio extranjero".

Así, "esta campaña de lucha contra el terrorismo será librada a través de un esfuerzo sostenido, implacable" para sacar al EI "de donde sea que esté utilizando nuestro poder aéreo y nuestro apoyo a las fuerzas asociadas sobre el terreno", dijo.

A su vez, aseguró que el accionar del presidente Bashar Al Assad "aterroriza a su pueblo" y que por lo tanto, es necesario "fortalecer a la oposición como el mejor contra peso a los extremistas" como los del Estado Islámico, mientras que al mismo tiempo se busca "la solución política necesaria para resolver la crisis de Siria de una vez por todas".

En lo que hace a Irak, Obama informó que parte del plan incluirá el envío de otros 475 militares, no con una "misión de combate" sino para brindar apoyo a ese país y a las fuerzas kurdas, con entrenamiento, inteligencia y equipamiento.

El líder demócrata, reconoció asimismo que "tomará tiempo erradicar un cáncer" como el Estado Islámico y que "hay riesgos involucrados" en cada intervención militar que lleven adelante.

Llamando en todo momento de su discurso al EI como "Estado Islámico de Irak y el Levante", el mandatario sostuvo que ese grupo "no es islámico" ya que "ninguna religión condona la matanza de inocentes y la gran mayoría de sus víctimas han sido musulmanas", y además, agregó, "no es un Estado".

"Era antiguamente filial de Al Qaeda en Irak y tomó ventaja de la violencia sectaria y de la guerra civil en Siria para ganar terreno a ambos lados de la frontera de siria-iraquí. No es reconocida por ningún gobierno, ni el pueblo se subyuga". El Estado Islámico, "es una organización terrorista" y "no tiene otra visión que la de masacrar a todos los que se interponen en su camino", sentenció el presidente estadounidense.

Obama, agradeció el apoyo de demócratas y republicanos a su estrategia, tras mantener una reunión este martes con los líderes de ambos partidos en el Congreso, aunque subrayó que posee la "autoridad" para afrontar la "amenaza" del EI.

En lo que fue otra acción tomada en ese sentido durante esta semana, el mandatario envió al secretario de Estado, John Kerry, a Bagdad, en una visita no programada.

El jefe de la diplomacia norteamericana hizo este miércoles una escala no anticipada públicamente y previa a su viaje por Arabia Saudita y Jordania, para reunirse con los nuevos líderes del gobierno en Bagdad recién formado y transmitirles el apoyo de Estados Unidos para eliminar al Estado Islámico.

Obama, por su parte, se comunicó a su vez con el rey Abdullah de Arabia Saudita, para discutir la estrategia de combate contra el EI, antes de una cumbre que será celebrada esta semana en el reino árabe con el fin de continuar con los "esfuerzos para construir una coalición regional e internacional para contrarrestar" al EI "en Irak y Siria".