Dos de cada diez argentinos dice que su salud es mala

Jueves 11 de septiembre de 2014
Dos de cada diez argentinos considera que su salud es mala o regular, en su mayoría mujeres, lo que se agrava en sectores de menores recursos, mientras una de cada cuatro personas fuma y se mantiene estable la prevalencia de hipertensión, colesterol y glucemia respecto a los últimos cuatro años, según la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo realizada en 2013, presentada hoy.

La tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR), realizada entre octubre y diciembre de 2013 por el ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), reveló una reducción del porcentaje de personas que se sienten ansiosas o deprimidas, con 16,3%, mientras que en 2009 fueron 19,3% y en 2005, 22,8%.

El estudio, presentado por el ministro de Salud, Juan Manzur, y la directora del INDEC, Ana María Edwin, reveló que 9 de cada 10 adultos se controló la presión arterial en los últimos dos años: 92,7% en 2013, 81,4% en 2009 y 78,7% en 2005.

La prevalencia de hipertensión entre quienes se controlaron se mantuvo estable en 2013, cuando registró presión arterial elevada el 34,1% de las personas, mientras que en 2009 fue el 34,8% y en 2005, el 34,5%.

El estudio mostró que 8 de cada 10 personas, varones mayores de 34 años y mujeres de más de 44, se midieron alguna vez el colesterol plasmático y registró colesterol elevado el 29,8%, mientras que en 2009 fue el 29,1%.

El control de glucemia se mantuvo estable en 2013 respecto de los últimos cuatro años, cuando se midieron azúcar en sangre 8 de cada 10 adultos y presentó diabetes o glucosa elevada 1 cada 10 personas.

La prevalencia de glucemia elevada o diabetes fue de 9,8% en 2013 y 9,6% en 2009.

El consumo de alcohol regular de riesgo fue de 9,7% en 2013, mientras que en 2009 fue de 10,7 y 9,6% en 2005. El consumo de alcohol episódico excesivo fue de 10,4% en 2013, mientras que en 2009 fue de 8,9% y 10,1% en 2005.

El 21,2% de las personas consideró en 2013 que su salud general es mala o regular y el reporte se incrementa entre mujeres de nivel menor de ingresos.

El consumo de tabaco bajó dos puntos en 2013 respecto de 2009, desde 27,1% a 25,1% en los valores de incidencia, mientras que la exposición en lugares de trabajo bajó del 34% al 25%, y en bares y restaurantes descendió de 47,2% al 23,5%, entre 2009 y 2013. Los controles para detectar cáncer de mama en mujeres de entre 50 y 70 años aumentaron en 2013, cuando el 65,6% se practicó estudios, mientras en 2009 lo hizo el 59%.

El relevamiento mostró que el 71,6% de mujeres de 25 a 65 años se hizo un estudio de papanicolaou (PAP) para detectar el cáncer de cuello uterino, mientras que en 2009 el registro fue de 68,3% y de 60,7% en 2005.

La encuesta reveló que en 2013 el 28,3% de las personas de 50 a 75 años se sometió a alguna prueba de rastreo para detectar el cáncer de colon, dato que no había sido relevado en las ENFR de 2005 y 2009.

El consumo de sal disminuyó en los últimos cuatro años según la encuesta, que reportó que el 17,3% de los argentinos agrega siempre ese elemento a las comidas después de la cocción o al sentarse a la mesa, mientras que en 2009 lo hizo el 25,3%.

El promedio diario de porciones de frutas y verduras consumidas disminuyó en 2013, cuando la ingesta fue de 1,9 por persona, mientras que en 2009 era de 2.

La obesidad aumentó un 42,5% en los últimos ocho años y tuvo una incidencia en la población de 20,8% en 2013, mientras en 2005 fue de 14,6%, mientras la prevalencia fue mayor entre varones de menor nivel educativo.

El estudio mostró que el 57,9% de las personas tiene exceso de peso, lo que significó un incremento respecto de 2009, cuando en esa situación se encontraba el 53,4%.