El "Chino" no pudo con Mayweather y cayó por puntos

El argentino no logró imponer el estilo agresivo de pelea que le había dado buenos resultados en el primer combate y perdió por fallo unánime ante el campeón invicto.
Domingo 14 de septiembre de 2014
El argentino Marcos “El Chino” Maidana estuvo lejos de su nivel y no pudo tomarse revancha del campeón e invicto estadounidense Floyd Mayweather, quien lo venció en Las Vegas por puntos en fallo unánime, reteniendo así los títulos de peso welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), además del superwelter del (CMB).

El pegador de Margarita fue una sombra y no logró imponer la potencia y vocación ofensiva que desplegó sobre el mismo ring el 3 de mayo pasado, cuando cayó de manera ajustada -incluso empatando en una de las tarjetas-, y esta medianoche fue vencido de manera amplia por Mayweather en las tres tarjetas, que marcaron 115-112 y las otras dos restantes 116-111.

El campeón, que no arriesgó demasiado a lo largo de los 12 rounds en el MGM Grand de Las Vegas, logró así ampliar su invicto a 47 peleas y ya sueña con alcanzar la marca histórica del también estadounidense Rocky Marciano, la Roca de Brockton, quien fue el único campeón del mundo que se retiró invicto, en este caso con 49 victorias, 43 de ellas antes del límite.

En el combate, que inició apenas pasada la medianoche, Mayweather pudo construir una sólida victoria y, en rigor, casi no estuvo en aprietos a lo largo del combate, a partir de un esquema tan simple como contundente: su conocida movilidad y la rápida respuesta con mano izquierda ante cada insinuación de Maidana.

El argentino fue solo una sombra del eléctrico planteo cargado de variantes y vértigo que supo presentar junto a su entrenador Robert García en el primer pleito, donde Mayweather se vio privado de pensar y desplegar toda su calidad en la media y larga distancia, terreno en el que es casi imposible plantearle batalla.

Acaso lo mejor del argentino se hizo presente sobre el cierre del tercer round cuando, sobre el toque de la campana, alcanzó al estadounidense con un pleno de derecha que hizo llegar al campeón sentido a su rincón.

Tras esa acción, que sin dudas significó el mejor golpe de la pelea, Maidana arrancó el cuarto round con el monólogo esperado y así comenzó a cerrar espacios, diversificar golpes y se llevó la vuelta con comodidad, pero más que eso: amenazaba con el comienzo de una nueva pelea.

Pero no fue así, Mayweather retomó el control en base a su contundente puntería y control de los tiempos de pelea, desdibujando nuevamente cada ataque del argentino, que cada vez aparecían menos.

A partir de ahí la pelea se convirtió en un verdadero monólogo y de a poco tuvo que aparecer en escena el árbitro Kenny Bayless, primero en un confusa acción en el octavo round en la que Mayweather, a la salida de un clinch, denunció que el argentino Mordió la parte interna de su guante, algo que ni siquiera se pudo apreciar más tarde en las cámaras.

Pero no fue todo, dado que en el décimo round una maniobra a la salida de otro clinch le iba a costar un punto de descuento a Maidana, luego de interponer el codo cuando era separado del defensor del título.

Mucho más no hubo de ahí al final, Maidana no pudo y Mayweather no quiso, y el público mostró su reprobación hacia el estadounidense que venció de lejos, y sin sobresaltos.