Las reflexiones de Alfredo Leuco

Martes 16 de septiembre de 2014
“La presidenta fue a la provincia de Formosa a apoyar al gobernador Gildo Insfrán. El gobernador Insfrán hace 20 años que está sentado en ese sillón de rey, en ese trono, es el gobernador preferido de los Kirchner, siempre Néstor tuvo una debilidad por Gildo Insfrán y Cristina fue a apoyarlo en la peor semana que ha tenido en su vida política Gildo”.

“¿Sabe qué pasa? Hay como una empatía, un modelo feudalista que los iguala, que los emparenta muy fuerte a los Kirchner, a los Saadi, a los Juárez, a los Romero, a los Insfrán, son esas familias que están absolutamente convencidas de que el Estado es de su propiedad, no es que son inquilinos del poder hasta la próxima elección, se sienten dueños, propietarios del Estado, y se establecen ahí hasta quedarse para siempre, de hecho este fin de semana el cristinismo sacó a la cancha, la de Argentinos Juniors, a Máximo Kirchner, lo que yo diría, para definirlo en dos palabras: el “príncipe heredero”.

“Esta pseudo-monarquía, según como funciona, tanto a veces Cristina como Gildo Insfrán, hay como una suerte de clientelismo feroz, de autoritarismo, de castigo a la libertad de prensa”.