Echan culpa a policía por desmanes en Parque Patricios

Barras de San Lorenzo fueron llevados por el barrio de su clásico rival, Huracán, y a su paso destrozaron comercios y hasta hirieron a un nene de 7 años de un botellazo. “La seguridad no pasa por la AFA”, dijo Segura.
Jueves 18 de septiembre de 2014
La Policía quedó en el centro de los cuestionamientos por el operativo de traslado de micros con barras de San Lorenzo que ocasionaron lesiones y daños al pasar, insólitamente, por el centro del barrio de Parque Patricios, fuertemente identificado con Huracán, su tradicional rival.

Durante el ataque, un chico fue herido en la cabeza por un botellazo mientras tomaba un helado junto a un familiar, contó hoy la dueña de un bar de la zona de avenida Caseros, donde varios negocios terminaron anoche con vidrios rotos y sus clientes en pánico.

"Fue un error de la Policía Federal que en vez de venir por Garay hacia la avenida La Plata lo hizo por la calle Caseros. Es una locura", enfatizó el titular de Huracán, Alejandro Nadur.

Nadur reveló que autoridades de la Federal admitieron que "fue un error del operativo".

El presidente de la AFA, Luis Segura, deslindó responsabilidad de la dirigencia del fútbol por lo ocurrido. "Hoy el tema de la seguridad no pasa por la AFA", sostuvo Segura ante una consulta de DyN, en tácita referencia a que el traslado de los hinchas de San Lorenzo fue hecho por la Policía.
Sin embargo, Nadur reconoció el error de la AFA de organizar dos partidos con San Lorenzo y Huracán jugando al mismo horario y en escenarios cercanos.

"En 60 cuadras dos acontecimientos como estos en el mismo horario no debiera suceder", dijo y resaltó que lo ocurrido pudo ser "mucho más grave".

La misma pregunta que se hizo Nadur se hacían los comerciantes y vecinos de Parque Patricios: "¿a quién se le puede ocurrir llevar a barras de San Lorenzo por la avenida Caseros casi al mismo tiempo que salen hinchas de Huracán".

Por ello un comerciante que prefirió no dar su nombre evaluó que para él fue "a propósito".
"Unos 80 tipos se bajaron de los micros como si nada, a una cuadra de la comisaría 32, rompieron vidrieras de negocios", agregó.

Varios comerciantes dijeron que vieron barras -bajaron de cuatro micros- con armas.

En el caso de la pizzería El Huracán, en Caseros y Esteban De Luca, había unas 30 personas cuando bajaron los barras de San Lorenzo y tiraron con todo lo que tenían Los atacantes tiraron la moto del delivery y se llevaron el casco que estaba en el manubrio.

Otros negocios, como una zapatería, terminaron con las vidrieras rotas.