Asaltan unos 4500 comercios por mes en todo el país

Domingo 21 de septiembre de 2014
Unos 4500 comercios son asaltados en promedio por mes en la Argentina, en una modalidad delictiva que va en aumento y donde las víctimas no sólo son locales sino también vendedores ambulantes con puestos en la vía pública.

El dato estadístico fue revelado por la Federación de Cámaras y Centros Comerciales, sobre un relevamiento del primer semestre de 2014.

"Se debe destacar que estamos observando una tendencia que tiene a comerciantes que trabajan en el mercado informal como nuevo blanco de los delitos. Me refiero a puesteros que venden productos en las veredas o alrededores de los centros comerciales del país, dijo Rubén Manusovich, a cargo de la entidad.

Asimismo, aseguró que "hay una mudanza de hechos, que antes ocurrían en comercios tradicionales y ahora se registran mediante la técnica del mecherismo o pungueo".

Al analizar las cifras que están recibiendo en este segundo semestre, desde los comercios de todo el país, se visualiza un incremento de casos de robos, según publicó Diario Popular.

"Estamos viendo que hay un tres o cuatro por ciento más de hechos delictivos en los comercios. Por eso, como siempre hacemos, realizamos reuniones con autoridades gubernamentales y policiales de las distintas zonas para llevar adelante medidas preventivas, que desalienten la presencia de grupos delictivos", señaló.

Al respecto, Manusovich indicó: "En territorio de la Ciudad de Buenos Aires hay lugares donde venimos observando problemas serios, con los comercios habilitados y también con aquellos que funcionan de manera informal".

"En espacios muy transitados como Once y la avenida Avellaneda en Flores hay oleadas de hurtos, básicamente, cometidos por mecheras o punguistas", precisó.

Además, manifestó que "resulta imposible verificar la cifra de hechos que padecen los comerciantes que operan en el mercado informal, porque las denuncias no pueden ser procesadas, entonces no hay registros, sin embargo en las reuniones surge la preocupación por el robo hormiga que padecen en los puestos".

"Un punto que destacamos como hecho concreto es que estamos logrando descender la cifra de comerciantes lastimados o directamente fallecidos en asaltos a sus locales comerciales".

En ese sentido, mencionó: "Esto se relaciona a una política de acuerdos para que las víctimas de robos no reaccionen o intenten detener a los delincuentes".

"Cuando se logra generar un puente de diálogo entre los comerciantes surgen respuestas positivas, porque se exige a las autoridades que tomen medidas concretas, como la continuidad de patrullajes o efectivos dispuestos en lugares clave", concluyó.