Scioli se fracturó la clavícula jugando un partido de futsal

Antes del episodio, el gobernador había convertido el 6-1 parcial se convirtió en el jugador de mayor edad en anotar un gol en un partido oficial de una primera división del futsal FIFA.
Lunes 22 de septiembre de 2014
El gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, se fracturó la clavícula del lado derecho, donde tiene el brazo amputado, al caerse durante un partido de futsal este domingo por la noche.

"Me pegué un palazo", contó Scioli en una entrevista que le realizó el vicegobernador provincial, Gabriel Mariotto, por radio Provincia.

La quebradura se produjo mientras el mandatario participaba de un encuentro con su equipo, Villa La Ñata, en el estadio de Nueva Estrella por la séptima fecha del torneo Clausura de futsal de la AFA.

En ese contexto, el mandatario sufrió una infracción del oponente Cristian Ramos, que lo hizo caer.

"Por el problema físico que tengo, si tengo una caída del lado derecho no tengo punto de apoyo. Iba embalado al arco y me enganchó un pibe de atrás, sin mala fe, y me caí... Un palazo me pegué. Caí del lado derecho. Cuando vi que iba a golpear con la cabeza y la cara, el instinto de protegerme con el pedazo de brazo que tengo. Fue un duro golpe que repercutió en el hombro que me dolía mucho", relató Scioli.

La noticia sobre la fractura del gobernador fue revelada durante el reportaje que le hizo Mariotto, en el que ambos intercambiaron elogios.

"Quiero agradecerte la llamada en privado que hiciste para interiorizarse sobre mi salud. Es una manera de que día a día vayamos fortaleciendo el vínculo personal y eso me enorgullece", destacó el mandatario provincial, luego de que tiempo atrás la relación entre ellos fuera tirante.

Y agregó: "Voy a tratar de tener el hombro inmovilizado para que se vaya soldando el hueso. Estaba contento porque en una consulta con un especialista en Alemania me aplicaron un procedimiento que me sacó el dolor".

Tras fracturarse la clavícula, Scioli debió retirarse del juego y en el entretiempo abandonó el estadio, ubicado en el barrio porteño de Villa Lugano, en compañía de su médico personal, Alfredo Cahe.

Minutos antes del episodio, el gobernador había convertido el 6-1 parcial, lo que significó su primer gol en esta temporada en la máxima categoría del futsal argentino.

De esta forma, se convirtió en el jugador de mayor edad en anotar un gol en un partido oficial de una primera división del futsal FIFA en la historia de esta disciplina.

Pese al incidente, Scioli continuó este lunes con su actividad programada y entregó la Solución Habitacional 95 mil y cerca de un centenar de actas de regularización dominial y de consolidación a vecinos del municipio de San Miguel, acompañado por el ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía.

La esposa del mandatario, Karina Rabolini, contó en declaraciones a radio La Red que a su esposo le hicieron una intervención quirúrgica hace dos semanas en Alemania, a raíz de los dolores que sufre por su brazo amputado.

Según señaló Rabolini, pese a que le recomendaron que por el momento no hiciera actividad física, no hubo "forma de convencerlo de que no jugara".

"Además, está enloquecido porque a La Ñata le está yendo muy bien. Así que anoche jugó y estaba enloquecido porque había convertido el primer gol. Estaba feliz. Y al rato, uno de los chicos, porque en futsal juegan chicos muy jóvenes, muy rápidos, muy buenos, lo chocó y Daniel, al no tener apoyo, por el miembro fantasma, cayó con el muñón y se quebró la clavícula", explicó la primera dama bonaerense.

Con humor, Rabolini añadió: "Es un personaje. Jugando al fútbol es un desastre, pero armó un equipo fantástico. Es una planta en el medio de la cancha. Es una maceta naranja, le digo yo, porque está todo inmóvil en la cancha. No sabés el resto cómo juega. Tres de los jugadores han sido convocados a la Selección Argentina de futsal".