El juez Griesa citó a la Argentina para decidir si la declara en "desacato"

El juez de Nueva York, Thomas Griesa, quiere que la Argentina exponga argumentos por los cuáles "no debería ser declarada en desacato, al incumplir su fallo y afrontar sanciones por 50.000 dólares diarios".
Miércoles 24 de septiembre de 2014

El juez de Nueva York Thomas Griesa citó a la Argentina para que el lunes próximo exponga los argumentos por los cuáles "no debería ser declarada en desacato" en el litigio por la deuda, se anunció hoy.

En forma previa, el magistrado le recordó al país que "incumplió" su fallo y afronta "sanciones por 50.000 dólares diarios".

La convocatoria incluyó un ´blooper´, ya que Griesa convocó primero para el viernes, pero cuando en el Juzgado se dieron cuenta de que ya había una audiencia fijada por la solicitud presentada por el Citibank para que se le permita pagar la deuda ordenada por la Argentina, decidieron pasarla para el lunes.

Griesa quiere que la Argentina exponga argumentos por los cuáles "no debería ser declarada en desacato, al incumplir su fallo y afrontar sanciones por 50.000 dólares diarios".

En el mercado financiero se especula con que el juez podría esperar a que la Argentina inicie un proceso formal de pago por fuera del sistema financiero estadounidense para evaluar entonces una "orden de desacato".

Para este viernes, Griesa convocó a una audiencia para analizar un requerimiento de Citigroup, que le pidió que lo autorice al pago de los bonos en dólares con legislación argentina.

Durante su discurso en la 69ª Asamblea de las Naciones Unidas, la presidenta Cristina Fernández cargó justamente contra el juez Griesa y lo acusó de "complicidad" con los fondos buitre.

La jefa de Estado advirtió que "mientras no haya un tratado internacional aprobado por esta Asamblea, por más cláusulas que impongan las reestructuraciones, nunca faltará algún juez como Griesa, en algún lugar del mundo, que diga que eso no vale nada y quiera aplicarle a un pobre país tasas usurarias para
desangrarlo".

También cuestionó al FMI al sostener que "ya casi nadie se acuerda de pedir la reforma del Fondo Monetario Internacional porque ha perdido protagonismo en todas las decisiones".

Cristina recordó que "el propio FMI y otra ex titular como Anne Krueger, están pidiendo también una regulación en la forma de reestructurar las deudas soberanas", afirmó Cristina Fernández.

A su vez, según se publicó hoy en el Boletín Oficial, el Gobierno nacional abrió la cuenta en Nación Fideicomiso para iniciar en los próximos días el proceso de depósitos de los 250 millones de dólares del vencimiento que opera el próximo martes 30 de septiembre.