Caso Melina: nueva testigo, buscan a dos sospechosos

Apareció una nueva testigo del crimen de la joven de 17 años. Dice que vio cuando se la llevaron en el auto que busca intensamente la policía, elemento clave. Además, también se quiere dar con el paradero de dos hombres que habrían participado en el hecho.
Jueves 25 de septiembre de 2014
Tras el hallazgo del cuerpo de Melina Romero, la investigación sigue su rumbo a la espera de los resultados de la autopsia, que se conocerán después del sábado. En las últimas horas, apareció otra testigo que dice que vio cuando se llevaron a la joven de 17 años en un auto. El vehículo, también buscado, es un elemento clave para los hechos. Además, los investigadores buscan a dos hombres que habrían participado en el crimen de la chica.

Con las dos testigos que declararon en la causa se arma el rompecabezas para establecer quiénes son los culpables y juzgarlos por este nuevo asesinato de una menor. Son cuatro los detenidos señalados por la testigo presencial del homicidio, Melody, como autores materiales e intelectuales pero se sabe que buscan a otras dos personas que habrían asesinado y trasladado a Melina.

La policía trata de dar con los dos sospechosos prófugos del caso. Uno es el que manejaba el auto y otro el que estaba en la vivienda donde la asesinaron, quien sería el padre adoptivo o padrino de "Toto".

El abogado de la familia de Melina, Marcelo Biondi, dijo que "hay dos personas que se están tratando de individualizar: una conducía el vehículo (con el que fueron a buscar a Melina en las inmediaciones del boliche) y otra es una persona que se encontraba en la propiedad donde la mataron, que se presenta como padre del corazón de 'Toto'".

Según la investigación, Melina Romero fue a bailar a Chankanab, boliche de San Martín, por su cumpleaños la noche del 23 de agosto. La nueva testigo dijo que a la salida un auto frenó en la vereda y desde el vehículo un joven le gritó: "Subí Melina, subí". Los investigadores creen que desde allí los hombres pasaron a buscar a Melody y todos fueron a la casa de "Toto", uno de los detenidos, donde hicieron una fiesta de la que la víctima quiso huir y la mataron a golpes.

La testigo explicó que uno de los prófugos se llamaría "César" y lo describió como "un hombre de 1,65, 1,70 (metro) de altura, gordo con panza, rapadito y pelado", agregó Biondi sobre la declaración de esta chica.

Además, la nueva testigo informó cómo era el auto al que se subió Melina tras salir del boliche. Los investigadores pidieron las grabaciones de las cámaras de seguridad de Tres de Febrero y San Martín para identificar el vehículo. Creen que el mismo auto se usó para descartar el cuerpo en el arroyo Morón.