Erupción de un volcán deja al menos 31 muertos

Domingo 28 de septiembre de 2014
Treinta y una personas se daban por muertas el domingo cerca del monte donde un volcán japonés entró en erupción un día antes, cuando estaba repleto de senderistas, enviando una nube de cenizas y rocas por sus laderas.

Un oficial en la zona dijo que las tareas de rescate se suspendieron debido a los altos niveles de gases tóxicos y a que se acercaba la noche.

Cientos de personas, entre ellas niños, estaban varadas en el monte Ontake, un lugar popular para las caminatas, después de que el volcán entrara en erupción sin haber enviado ninguna alerta el sábado, y las cenizas se esparcieron a lo largo de más de tres kilómetros.

Muchos regresaron a última hora del sábado pero unos 40 pasaron la noche cerca del pico de 3.067 metros. Algunos estaban envueltos en mantas y apiñados en sótanos de edificios.

"El techo del albergue de la montaña quedó destruido por las rocas que caían, así que tuvimos que buscar refugio debajo del edificio", dijo uno de los atrapados a la televisión nacional NHK.

Más de 40 personas resultaron heridas, varias con fracturas de huesos.

El Ontake, el segundo volcán más alto de Japón a 200 km de Tokio, entró en erupción por última vez hace siete años. Su última erupción importante fue en 1979.