Carta Abierta pidió "radicalizar formas de intervención"

Los intelectuales oficialistas advirtieron que el Gobierno tendrá que enfrentar "provocaciones", "presiones devaluatorias" e "intentos de saquear el bolsillo popular con carestías y desabastecimientos".
Domingo 28 de septiembre de 2014
El espacio de intelectuales oficialistas Carta Abierta publicó un nuevo documento en el que afirmó que tras 11 años de gobierno, el kirchnerismo vive "un momento de extremo riesgo" y advirtió que antes de los comicios de 2015 tendrá que enfrentar "provocaciones", "presiones devaluatorias" e "intentos de saquear el bolsillo popular con carestías y desabastecimientos".

El grupo de pensadores pidió "afirmar y radicalizar formas de intervención pública para poner límite a los procesos de concentración económica", por lo que reclamó defender una "cuestión clave de la autonomía económica: el dominio y defensa de las reservas en divisas".

Mediante un documento titulado "Buitres y halcones: crítica de la economía política del capitalismo de la globalización", señaló que la inflación "no es una plaga sino una cuestión social" y remarcó que el camino para controlarla es "democratizar la economía".

En la carta número 17, el grupo celebró la irrupción de "entusiastas y masivos, actos públicos de los movimientos políticos del kirchnerismo" que defienden "la irreversibilidad de lo conquistado en estos años".

En este sentido, sostuvo que estas agrupaciones oficialistas "marchan a una construcción política" que "inevitablemente confrontará, previamente a la disputa en las urnas, cotidianamente para sostener la continuidad de políticas populares hoy atacadas por quienes quieren sustituirlas antes de la elección ciudadana".

"Habrá que enfrentar provocaciones de todo tipo, presiones devaluatorias e intentos de saquear el bolsillo popular con carestías y desabastecimientos", advirtió Carta Abierta.

De cara a las elecciones, señaló que "aún son muchas las tareas pendientes" del Gobierno, pero remarcó que "se podrán concretar solo a condición de la continuidad de este proyecto político" y destacó que esta declaración no llama a "eternizar ninguna figura".

"Hoy, luego de once años vivimos un momento de extremo riesgo", sentenció Carta Abierta e indicó que por primera vez, el bloque de los poderosos "ha generado una colusión de intereses para derrotar al Proyecto nacional y popular".

También señaló que "el peligro que acecha" es el de el país "de la mediocre certidumbre y la desesperanza" en la que "nuevas y viejas derechas encarnan este peligro de restauración de la Argentina neoliberal".

"Sin esa creativa movilización social la nueva oligarquía empresaria presionará, dilatará, judicializará, aterrorizará con campañas mediáticas para hacer fracasar la justicia social buscada por las decisiones prudentes y renovadas de intervención pública", alertó.

Carta Abierta consideró que el país atraviesa "un momento crucial en que el bloque de poder económico se aunó en pos de imponer un fin de ciclo".

"Pero la coyuntura exige aún más: establecer un dispositivo de una más intensa y decisiva participación estatal en todas las esferas del Comercio Exterior para defender una cuestión clave para la autonomía económica: el dominio y defensa de las reservas en divisas", aseveró. Además, elogiaron el apoyo conseguido por el Gobierno en la disputa que mantiene con los fondos buitre y valoraron la importancia "histórica" del acompañamiento internacional en el planteo argentino de establecer un marco legal para las reestructuraciones de deuda.

Por otra parte, cuestionó al secretario de Seguridad, Sergio Berni, por su reclamo para que se modifique la ley migratoria, al advertir que este tipo de planteos son "inaceptables" para el kirchnerismo.

"Si en los funcionarios del gobierno de la ciudad de Buenos Aires y de otros territorios del interior donde no se democratizaron las fuerzas policiales durante 30 años, estas conductas no dejan de ser previsibles, son inaceptables en las voces que representan al gobierno nacional", enfatizó Carta Abierta.