“Tenía una pistola que se determinó que era de juguete”

Patricio de la Barra periodista chileno en Brasilia habló con Eduardo Serenellini en “EL Locutorio” de radio Latina.
Lunes 29 de septiembre de 2014
En Brasilia para protestar contra Dilma mantienen de rehén a un empleado de un hotel y le han colocado explosivos.

Hace algunos instantes la policía consiguió controlar la situación. El funcionario le había colocado un supuesto chaleco con explosivos y tenía una pistola que finalmente se determinó que era de juguete. En estos momentos dejó los explosivos en la habitación que ocupaba y analizan si los explosivos son tales o una farsa como el arma que utilizaba para mantener como rehén al funcionario del hotel. El despliegue policial fue impresionante. Las exigencias llamaban la atención. Pedía el fin de la reelección de Dilma y que se extraditara al italiano Césare Battisti, un exactivista de izquierda condenado en su país por crímenes cometidos en la década de 1970 y que se impida a acusados de corrupción participar en las elecciones del domingo, en las que los brasileños escogerán un nuevo presidente, a los gobernadores de los 27 estados y renovarán el Congreso.

Ahora qué loco esto. Qué locura. Porque me parece que más allá de hacerle un favor le ha perjudicado.

Si. A seis o siete días de las elecciones presidenciales, que ocurra un caso de estos, que movilice todo Brasilia donde hay un proceso increíble. Uno de los candidatos que mayor intención de votos era uno que estaba procesado y no pudo ni siquiera presentarse ya que fue descubierto un acto de corrupción y el actual también está siendo cuestionado.