La Universidad de La Matanza celebró sus primeros 25 años

El gobernador Daniel Scioli saludó a la “gran familia de la Universidad de La Matanza” durante la conmemoración. Participaron también la directora general de Cultura y Educación, Nora De Lucia; el subsecretario de Deporte Social, Carlos “Chino” Tapia; el vice rector de la UNLAM, Víctor Nicoletti. Su fundador fue Alberto Pierri, quien presentó como diputado el proyecto que permitió finalmente la creación. MIRÁ LA GALERÍA DE FOTOS DE LOS FESTEJOS POR LOS 25 AÑOS DE LA UNIVERSIDAD DE LA MATANZA
Lunes 29 de septiembre de 2014

Scioli expresó que la UNLAM “es una fiel demostración de las expresiones más profundas del compromiso y la responsabilidad social” y destacó el trabajo que realizan diariamente los más de 2500 docentes y 600 auxiliares que forman parte de la comunidad educativa, para “acompañar a los alumnos y contenerlos”.

Asimismo, el gobernador remarcó la importancia de la formación de policías en las aulas de esta Universidad que es posible gracias a un convenio con la Escuela Juan Vucetich; y los distintos cursos que se dictan allí como la atención en emergencias, el cuidado ambiental y los procesos productivos.

Del acto por los 25 años de esa casa de estudio participaron el intendente local, Fernando Espinoza, y el rector de la institución, Daniel Martínez.

También estuvieron presentes la directora general de Cultura y Educación, Nora De Lucia; el subsecretario de Deporte Social, Carlos “Chino” Tapia; el vice rector de la UNLAM, Víctor Nicoletti; y Alberto Pierri, quien en 1989 presentó como diputado el proyecto que permitió finalmente la creación de esta universidad.

Por su parte el rector de la Universidad de La Matanza, Daniel Martínez, festejó el crecimiento de ese centro de altos estudios y dijo que superar los 50 mil alumnos es un logro que los ubica "frente al gran desafío de sostener aún más la calidad educativa".

"Somos la segunda universidad del país en porcentajes de egresados según los inscriptos y este dato nos genera mucho orgullo y optimismo de cara al futuro", dijo Martínez.
El rector analizó el perfil de sus alumnos y señaló que la gran mayoría de los alumnos son primera generación de familias en la universidad, y llegan de sectores de clases muy humildes y trabajadoras.

"Son estudiantes de lugares difíciles del conurbano cuyos padres nunca pudieron asistir a una Universidad, en ese lugar sentimos que cumplimos con un doble compromiso: de dar contención y llevar adelantes políticas de inclusión", afirmó Martínez.

A la hora de reconocer dificultades que pueden existir con la formación de nuevos profesionales, el rector reconoció que el "penoso plan implementado en los ´90" con la llamada Reforma Educativa, todavía hoy le pasa facturas a muchos alumnos de aquella formación.

"Nos encontramos con problemas clásicos como la falta lectura, la no comprensión de textos, el no entender las directivas que imparte el docente, y son problemas difíciles de solucionar en los inmediato. Pero nosotros tenemos un gran compromiso de los profesores que hace que podamos encontrarle una solución", agregó.

Como universidad nacional gratuita, la de La Matanza se rige para sus alumnos de más de 60 carreras con la Ley Superior de Educación que exige aprobar "dos materias por año, pero nosotros también tratamos de fomentar más estudio".