China advirtió a Occidente que no intervenga en crisis de Hong Kong

Los estudiantes protagonizaron huelgas y protestas masivas para exigir el sufragio universal y más democracia.
Martes 30 de septiembre de 2014
El gobierno chino advirtió hoy que no tolerará "ningún tipo de apoyo externo" a las protestas que desde hace una semana se realizan en Hong Kong, al que calificó como "territorio chino" y cuyos temas se enmarcan dentro de su soberanía, mientras Estados Unidos pedía contención a manifestantes y autoridades y las manifestaciones afectaban las bolsas de Europa.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, dijo durante una conferencia de prensa que el gigante asiático se opone "a la interferencia extranjera, por parte de cualquier país, en los asuntos internos de China".

Beijing busca despejar de incidencias externas su propósito de neutralizar a los estudiantes de Hong Kong que protagonizaron una semana de huelgas y protestas masivas para exigir el sufragio universal y que el gobierno chino dé marcha atrás con su reforma electoral y no imponga restricciones a los candidatos que se presenten a los primeros comicios generales bajo control chino.
El popular periódico chino Huanqiu Shibaoa, en tanto, acusó a Washington de intentar aplicar la experiencia de las "revoluciones de colores" en Hong Kong, aludiendo a las movilizaciones desarrolladas en Europa Oriental poco despúes de la caí­da del Muro de Berlín.

"Uno tiene la impresión de que el Hong Kong-America Center (fundado por Estados Unidos en la región administrativa especial) está tratando de aplicar la experiencia de esas revoluciones para influir en la situación interna", editorializa el periódico chino y resalta que medios occidentales ya denominen al movimiento "la revolución de los Paraguas"

Estados Unidos reaccionó pidiéndole a las autoridades de Hong Kong "contención" ante las protestas mientras expresaba su respaldo al reclamo de los manifestantes de lograr la instauración del sufragio universal para las elecciones de 2017.