La desfiguraron por ser linda: “Se mira al espejo y llora”

Martes 30 de septiembre de 2014
Una adolescente de 15 años fue atacada a golpes y a cuchilladas por dos mujeres que le desfiguraron el rostro "por ser linda", en un violento hecho ocurrido en la capital formoseña.

El violento hecho ocurrió el viernes último -aunque recién trascendió hoy- en un barrio de la ciudad de Formosa e incluyó, también, profundos cortes en la espalda de la chica.

"Ahora vas a quedar como Chuky", le dijeron las agresoras haciendo referencia al muñeco protagonista de películas de terror que tiene la cara marcada con numerosas cicatrices.

Según relató Jeny Álvarez, hermana de la menor agredida, "el viernes a la noche se encontraba en casa de unos amigos, como generalmente lo hace, como toda joven a su edad, y desde casa la llamamos para que venga a cenar".

"A una cuadra de mi casa, cruzando la calle, la interceptan estas dos mujeres, la empiezan a golpear, la tiran al piso y le empiezan a cortar por todos lados. Mientras le cortaban la cara le decían 'vamos a ver quién te dice que sos linda ahora', 'ahora te van a llamar Chuky', 'vamos a ver quien está con vos después de esto' o 'esto todavía no es nada, no sabes todavía lo que te vamos a hacer'", contó Jeny.

La hermana de la víctima reveló que la adolescente "ya estaba cansada porque la insultaban cada vez que pasaba, esto fue por envidia, porque decían que era linda, veían que tiene muchos amigos, que todos la quieren, si preguntan a los vecinos jamás hubo queja de ella".

"Estas dos mujeres que la atacaron viven a una cuadra de casa, todos saben que se drogan, que se prostituyen y que la misma madre les da las drogas. La mayor tiene hijos, todos sabemos quiénes son y cómo viven, inclusive nos amenazaron que nos van a quemar la casa. Me hice la fuerte todos estos días, pero ya no pude más. Salí afuera y llore, porque me mata ver a mi hermana así. Le arruinaron la vida", dijo la hermana de la víctima.

Asimismo, contó: "mi mamá está enferma y se descompensó esa misma noche. No sabemos qué hacer para contenerla. Se mira al espejo y llora desconsoladamente, dice que se quiere matar, que se va a matar, que esta fea. Estamos todos muy mal. Si la justicia no hace algo, si la Policía no nos da una respuesta nosotros vamos a tener que actuar, y hacer justicia por mano propia".

"Porque mientras pasamos por todo esto, estas dos mujeres que todos sabemos quiénes son, caminan por la calle tranquilamente. Cuando mi mamá trajo a los policías hasta la casa de estas dos delincuentes, la mayor se había ido, eso le dijeron, que se había ido, que no estaba en la casa, y a la otra, a la menor, la llevaron a declarar, al forense, pero volvió a quedar afuera enseguida", señaló.