Capitanich: "El fallo de Griesa no impacta en la economía"

El jefe de Gabinete aseguró que la declaracion de "desacato" por parte del juez neoyorquino contra el país era esperable. "Cada decisión que toma empeora la anterior", lanzó.
Martes 30 de septiembre de 2014

El fallo del juez estadounidense Thomas Griesa declarando a la República Argentina en desacato por incumplimiento del fallo que obliga a saldar deuda con los holdouts no provocará impacto en la economía nacional, según lo indicó el jefe de Gabinete Jorge Capitanich.

Asimismo, consideró que la decisión del juez de Nueva York, "no tiene efecto práctico" y "solo sirve para la campaña de desprestigio y extorsión que aplican los fondos buitre".

El funcionario, aclaró además sobre la medida de Griesa que "era lo que se esperaba en virtud de las múltiples decisiones de ese juez" que "ha provocado un galimatías jurídico, con un proceso de alta complejidad en el que cada decisión empeora la anterior".

Al respecto, Capitanich sostuvo que "está en una encrucijada cuyo destino final es incierto, en virtud de la marcada incompetencia para resolver un tema judicial fácil y sencillo".

Además, consideró que "así como la consideramos violatoria de la carta de las Naciones Unidas entendemos que no tiene ningún tipo de razón, fundamento ni pacto en la economía nacional la decisión tomada por el juez ayer".

Capitanich afirmó que la decisión del juez Thomas Griesa "no tiene efecto práctico".

Y agregó: "no tiene ningún tipo de razón, fundamento ni tampoco impacto", tras ratificar que es violatorio del derecho internacional y de las Cartas de la ONU y de la OEA.

El jefe de Ministros, reiteró la posición de la Argentina, al señalar que la decisión de Griesa "es violatoria del derecho internacional, de la Carta de las Naciones Unidas (ONU) y de la Carta de la Organización de los Estados Americanos (OEA)" y agregó que Estados Unidos "es el estado responsable de su poder judicial".

Capitanich, destacó que la Argentina "reafirma su compromiso de defender la soberanía y solicita al gobierno de Estados Unidos que acepte la jurisdicción de la Corte Internacional de La Haya para dirimir la controversia".

Por otra parte, recordó la Convención de la ONU sobre la inmunidad de los Estados y sus bienes, adoptada en el año 2004, cuyo artículo 24 dice que "no se condenará a ninguna multa o pena al Estado que haya incumplido o rehusado incumplir" durante la sustanciación de un proceso.

"Ningún Estado estará obligado a prestar caución, fianza, deposito para garantizar el pago de costas o gastos judiciales de cualquier proceso que sea parte demanda de un tribunal de otro Estado", leído por el Jefe de Gabinete.

Consignó, además, que la nota presentada por los abogados de la Argentina, que expresa que el derecho internacional y las prácticas internacionales "no contempla dictar órdenes contra estados extranjeros" y además que "la ley de inmunidad prohíbe el desacato contra Estados extranjeros".