Cristina denunció un plan para "voltear" al Gobierno nacional

La Presidenta se refirió a las especulaciones de sectores exportadores y financieros con el fin de provocar una devaluación y un nuevo endeudamiento del país.
Miércoles 1 de octubre de 2014
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner sostuvo hoy que "quieren voltear al Gobierno con ayuda extranjera" y remarcó que "algunos argentinos me hacen acordar a aquellos que venían en los barcos con la flota inglesa para acabar con todo".

En ese sentido, durante un acto en Casa de Gobierno donde se anunciaron acuerdos de desendeudamiento de distintas provincias, la Presidenta se refirió a las especulaciones de sectores exportadores y financieros con el fin de provocar una devaluación y un nuevo endeudamiento del país.

Al respecto, mencionó el fallo de ayer del juez norteamericano Thomas Griesa declarando a la Argentina en desacato, al que calificó de "verdadero disparate".

"Nunca se ha llegado tan lejos en el disparate" y resaltó que "estamos cumpliendo con la ley de pago soberano con el cien por ciento de los acreedores".

Sostuvo en esa línea que "el problema no es el dinero de los holdouts, el problema es que quieren tirar abajo la reestructuración de la deuda para que volvamos a deber miles de millones de dólares y si para esto tienen que arrasar con soberanías, no tiene problema, como arrasan en todas partes".

"El problema de la deuda es un problema de todos los argentinos que nació el 24 de marzo de 1976" con la dictadura cívico militar.

La Presidenta, tras anunciar que Argentina depositó el dinero correspondiente al vencimiento de los bonos par bajo la ley de pago soberano, mencionó un aviso de la embajada de Estados Unidos advirtiéndoles sobre la inseguridad en el país. "Esto es una provocación en la cual no voy a caer. El que redactó eso pensó ahora la provocó y me echan del país. No lo vamos a echar, a esos hay que dejarlos", dijo Cristina.

También se refirió al "monitoreo" que según un vocero del Departamento de Estado se hace de la situación en la Argentina y de las declaraciones de ese organismo norteamericano sobre que se respalda la prosperidad del país. "Si están tan interesados en una Argentina próspera se hubieran acordado de la Argentina en 2001, cuando le soltaron la mano después de haber aplicado sus recetas y de que David Mulford vino a retirar toda la plata", señaló.

Y remarcó: "Si les preocupa tanto la prosperidad por qué no dejan que la Argentina pague su deuda, la prosperidad de los pueblos no pueden quedar bajo el reconocimiento de la usura".

"Mi meta es realmente que nos respeten como país, seamos peronistas, radicales, comunistas, musulmanes, respeto a la soberanía nacional, al país, a su Poder Ejecutivo, al Congreso de la Nación, donde las leyes se aprueban por mayoría y minoría", dijo.

Denunció además las "articulaciones que se están realizando dentro del país" y en ese marco subrayó a los exportadores de granos que no venden su cosecha especulando con la devaluación.

"Leí las declaraciones de un dirigente (Eduardo Buzzi de la Federación Agraria) que dijo 'Nos equivocamos porque el grano siguió bajando' y han perdido miles de dólares", señaló la Presidenta.

Y dirigiéndose a los sindicalistas, Cristina les advirtió que hay quienes "están presionando con la devaluación para licuar los convenios colectivos de trabajo que ustedes han logrado con más del 30 por ciento".

Dijo además que los exportadores presionan con la devaluación "para tener más rentabilidad a partir de su propia ineficiencia o en algunos casos de idiotez de quienes se creen todo lo que leen".

Y por último enfatizó: "Vamos a hacer todo lo que tenemos que hacer para que no estafen al pueblo argentino".