Un líder religioso sufrió un secuestro exprés en Ciudadela

El hecho ocurrió luego de la advertencia por la inseguridad en el país de la embajada norteamericana.
Miércoles 1 de octubre de 2014

El presidente de la Misión Buenos Aires Oeste, de la iglesia mormona, David Paul Robertson, fue secuestrado en la localidad bonaerense de Ciudadela y liberado en el barrio porteño de Liniers tras ser despojado de sus pertenencias y su camioneta.

Robertson, de 52 años, momentos antes había participado de una reunión en Morón, y se desplazaba en una camioneta Toyota Hilux, que fue interceptada por los delincuentes en las proximidades del cruce del Acceso Oeste y la Avenida General Paz, en Ciudadela.

Según informaron voceros policiales, los ladrones, que portaban armas de fuego, privaron de la libertad al hombre, llevándoselo cautivo por la fuerza.

El dramático suceso finalizó cuando los marginales liberaron a la víctima -de nacionalidad estadounidense- en la Capital Federal, fugando en su camioneta.

El dirigente religioso denunció que los delincuentes lo despojaron además, de dinero en efectivo, una computadora y un teléfono celular.

David Paul Robertson, nacido en la Ciudad de Raleigh, en el estado de Carolina del Norte, fue socorrido inicialmente por el conductor de un automóvil y, posteriormente, ascendió a un taxi para, de esta manera, dirigirse a su vivienda.

Voceros judiciales revelaron que la camioneta robada fue localizada, abandonada, en Lomas del Mirador. Ahora las autoridades policiales buscan, de manera intensa, a los responsables del ilícito.

En un comienzo, el caso empezó a ser investigado por la Justicia de San Martín, aunque después el expediente le fue remitido al doctor Gastón Garbus, fiscal de Martínez, dependiente del departamento judicial de San Isidro, en cuya jurisdicción reside la víctima.

Importantes funcionarios del área de Seguridad de la embajada de Estados Unidos en la Argentina se hicieron presentes en el lugar del episodio, para averiguar detalles sobre lo sucedido.