Diputados repudian la “provocación” del programa inglés

Tres diputados fueguinos anunciaron que presentarán un proyecto de resolución en la Cámara baja para repudiar lo que consideraron una "provocación".
Sábado 4 de octubre de 2014
Los tres diputados nacionales por Tierra del Fuego presentarán un proyecto en el Congreso para repudiar "la provocación del programa ingles Top Gear", mientras que el presentador de ese show de la BBC británica afirmó que funcionarios le "ordenaron" abandonar el país.

El último viernes, los responsables de Top Gear, uno de los programas de autos más populares de la BBC, abandonaron Tierra del Fuego rumbo a Chile luego de ser apedreados por vecinos de la localidad de Tolhuin que consideraron que una de las patentes que usaban era "una ofensa" y una "burla" por la Guerra de Malvinas.

En este contexto, los diputados del Frente para la Victoria Martín Pérez y Verónica González, y del Movimiento Solidario Popular, Oscar Martínez, anunciaron que presentarán un proyecto de resolución en la Cámara baja para repudiar lo que consideraron una "provocación".

La iniciativa expresa el "más categórico repudio a la provocación realizada a la memoria de los caídos, combatientes de la Guerra de las Islas Malvinas y a todo el pueblo argentino, perpetrada por la productora del programa televisivo Top Gear de la emisora británica BBC".

El proyecto subraya que la "provocación" tuvo lugar durante el "durante el rodaje del ciclo en territorio de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur".

Mientras tanto, el presentador de Top Gear, Jeremy Clarkson, se refirió a los incidentes en declaraciones al diario The Sun y a través de su cuenta de Twitter, donde aseguró que "representantes del Estado" les "ordenaron salir del país" a él y su equipo.

"Miles persiguieron al equipo hacia la frontera. Alguien pudo haber muerto", sostuvo Clarkson, quien aseguró que la matrícula que generó los incidentes (H982 FKL, entendida como referencia a 1982 y a las "Falklands") "fue una coincidencia".

En este sentido, el presentador explicó: "No sabíamos nada de la matrícula, fue simplemente una increíble coincidencia, lo juro por la vida de mis hijos".

"Cuando vimos que la gente en Twitter se empezaba enojar, la quitamos; pero igual nos atacaron, así que nos fuimos a nuestro hotel en Ushuaia. La multitud fue hacia el hotel y nos rodeó", contó Clarkson.

Según su relato, fue en ese momento cuando "representantes del Estado" les "ordenaron salir del país".