Mueren 11 indígenas colombianos por la caída de un rayo

El grupo, perteneciente a la comunidad Wiwa, mantenía una "reunión tradicional" sobre la medianoche cuando recibió el impacto, que provocó quemaduras de primer y segundo grado a los heridos, informó el coronel Santodomingo, miembro del Ejército, que opera en la zona.
Martes 7 de octubre de 2014
Al menos 11 indígenas colombianos murieron y otros 18 resultaron heridos al recibir el impacto de un rayo mientras realizaban una reunión tradicional en la Sierra Nevada de Santa Marta, en el norte de Colombia, confirmaron fuentes oficiales.

Los heridos fueron trasladados a tres centros médicos especializados de Santa Marta, capital del departamento del Magdalena, en helicópteros militares en los que recibieron los primeros auxilios.

El alcalde de Santa Marta, Carlos Caicedo, dijo a periodistas que en los últimos viajes realizados ayer por los socorristas al lugar de la tragedia encontraron a varios heridos que no estaban en el informe inicial, "de manera que tenemos 18 heridos", versión que fue confirmada por fuentes policiales.

Según la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), el rayo cayó en un punto llamado "Casa María" del resguardo Kemakumake, distante unas seis horas a pie del corregimiento de Guachaca, perteneciente a Santa Marta y lugar más cercano a esa comunidad, razón por la cual la noticia de la tragedia solo se conoció ayer a la mañana.

Entre los muertos está uno de los "mamos" (líder espiritual) de los Wiwa y varios de los fallecidos son familiares entre sí, según las autoridades.

El rayo cayó durante una tormenta que azotaba la zona y redujo a cenizas la choza en la que se los indígenas celebraban la reunión.

Según el mayor Arturo Vega, médico del Ejército que ayudó a socorrer a los heridos, los miembros de la comunidad al parecer estaban sentados en el suelo cuando cayó el rayo y por esa razón "tienen quemaduras en las extremidades inferiores".

Los Wiwa se asientan en zonas bajas de la Sierra Nevada, ubicada en el departamento del
Magdalena, en zona limítrofe con el Cesar y La Guajira, si bien ascienden a zonas elevadas para mantener sus encuentros comunitarios.

Esta imponente montaña, que cae al mar Caribe, es también hogar de las etnias indígenas koguis, arhuacos, y kankuamos.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, expresó su condolencia y solidaridad los familiares de las víctimas y les ofreció el apoyo del Gobierno para superar esta tragedia.

"Ya les manifesté que haremos todo lo posible por ayudar en lo que esté a nuestro alcance. Les expresamos nuestra solidaridad y ya he dado las instrucciones para que se pueda superar esta situación a la mayor brevedad posible", manifestó.