Rafael Nadal tiene apendicitis pero no quiere operarse

El tenista español declaró que se le detectó una inflamación y los médicos le recomendaron la cirugía, pero prefiere "un tratamiento conservador".
Martes 7 de octubre de 2014
El español Rafael Nadal sufre un principio de apendicitis, según se lo diagnosticaron sus médicos el pasado domingo. Debe jugar este miércoles ante su compatriota Feliciano López en el Masters de Shanghái y su presentación es una incógnita.

"La noche del sábado empecé a sentir dolor un poco más abajo del estómago y no pude dormir. Me levanté y fue a hacerme una ecografía, todas las pruebas pertinentes. Vieron que tenía el apéndice inflamado y me comentaron que era un principio de apendicitis", contó el número dos del ránking ATP.

A pesar de este contratiempo, Nadal esperará hasta las últimas consecuencias para renunciar al torneo. Hoy realizó un leve entrenamiento de sólo 45 minutos junto con Francis Roig, su entrenador.

"Quiero jugar mañana, aunque hay que ver cómo me levanto. De momento la evolución es buena y cada vez me duele menos, pero me duele. Los médicos al principio no eran muy optimistas, pero no quiero operarme fuera de casa", agregó el tenista en la rueda de prensa.

Si finalmente juega, se enfrentará a Feliciano López, que viene de ganar en la primera ronda al australiano Thanasi Kokkinakis por 7-6 (12), 6-3 y 6-4.

Luego de su participación en China, "Rafa" regresará a España y valorará si pasa por el quirófano inmediatamente para solucionar su problema de apéndice. En caso de hacerlo, se perdería Basilea, París-Bercy y el Torneo de Maestros en Londres.

La otra opción, es soportar hasta el final de temporada con antibióticos, y operarse durante la pretemporada siguiente. "Mi idea es quitármelo pero no sé cuándo. Tengo que hablarlo con los médicos a la vuelta", cerró.