La Luna Roja sólo fue vista por una parte del país

Miércoles 8 de octubre de 2014
Los habitantes de América, Asia y Oceanía pudieron ver esta madrugada el segundo de los dos eclipses lunares completos de 2014, que mostró una versión rojiza del satélite natural de la Tierra.

La luna se tornó de color rojo cobrizo esta madrugada y pudieron observarse también unas tonalidades turquesas alrededor del disco lunar en la etapa final del eclipse.

A diferencia del eclipse de abril pasado, el fenómeno de la Luna roja no pudo verse con tanta claridad en Argentina. Y solo pudo disfrutarse en su inicio, alrededor de las 6, y en la zona este del país, comprendida entre Jujuy y Mendoza.

Los eclipses totales de la Luna se producen cuando hay un alineamiento casi perfecto entre el Sol, la Tierra y la Luna, al proyectar la Tierra su sombra sobre el satélite cuando está en fase de luna llena.

La razón por la que la Luna se vuelve rojiza en un eclipse de este tipo es que, durante el proceso, la sombra de la Tierra bloquea casi toda la luz solar que incide sobre el satélite, excepto una pequeña cantidad de luz que pasa por un recodo alrededor de la Tierra a través de la atmósfera.

El científico Richard Keen, de la Universidad de Colorado (EE.UU.), explicó que, "durante un eclipse lunar, la mayor parte de la luz que ilumina la Luna pasa a través de la estratosfera, donde se torna de color rojizo debido a la dispersión".

No obstante, "la luz que atraviesa la parte superior de la estratosfera penetra la capa de ozono, que absorbe la luz roja y hace que, en verdad, el rayo de luz que pasa se torne más azul", indicó Keen en un comunicado.

El eclipse total de Luna es el segundo de cuatro eclipses lunares totales consecutivos, un conjunto conocido como tétrada.

El próximo eclipse de este fenómeno se producirá dentro de seis meses, el 4 de abril de 2015.