¿Barcelona se queda afuera de la Liga de España?

El presidente de la LFP aclaró que sólo Andorra está habilitado para jugar en el fútbol ibérico y la la única opción es modificar la ley del deporte.
Miércoles 8 de octubre de 2014
Barcelona no podría jugar en el torneo local si Cataluña se separa de España, dijo el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, en momentos en que aumenta la tensión en la región por la posibilidad de un referéndum de independencia el mes próximo.

La política se mezcló con el equipo de fútbol desde que fue formado y se resume en su lema: "Más que un club". El rol del Barca en el ímpetu de la causa nacionalista catalana varía dependiendo del ejecutivo a cargo, pero siempre juega un papel central en la vida cultural.

En caso de que Barcelona abandone la liga se debilitaría severamente la imagen de la competencia en casa y en el extranjero. Espanyol tampoco podría jugar en la liga española y junto al Barcelona deberían formar una liga catalana con muchos equipos semi-profesionales.

"No lo harían por los siguientes motivos: la Ley del Deporte recoge en una disposición adicional que solamente hay un Estado no español que puede jugar la Liga o competiciones oficiales españolas y es Andorra", dijo Tebas, presidente de la LFP. "No me imagino España sin Cataluña, ni la liga sin Barcelona ni Messi . Además, si eso pasara, ¿cómo llamaríamos a la liga: la liga española o la liga ibérica?", agregó.

Los simpatizantes del Barcelona que apoyan al ex presidente Joan Laporta han instado al club a ser más explícito en su respaldo al referendo. "Es un tema muy sensible y el club no se involucrará, pero el presidente está considerando un comunicado para los próximos días", dijo un portavoz de Barcelona.

Preguntado en la cadena Onda Cero, Tebas aseguró que la Ley del Deporte en vigor en España no permite por el momento que clubes de Estados extranjeros jueguen en España, excepto los equipos del Principado de Andorra.

Según Tebas, habría que "modificar" la ley para permitir que Barça y Espanyol, que formaron parte de los clubes fundadores de la primera división española en 1928-1929, pudieran seguir compitiendo en el campeonato español, y lo mismo ocurriría con los equipos de segunda división como Llagostera, Girona y Sabadell.