Crimen de Melina: el relato espeluznante de Melody

Se dio a conocer por un medio. La adolescente es la testigo clave del caso e inculpa a todos los imputados. En su testimonio brindó detalles de la violación y asesinato de la chica que estuvo un mes desaparecida.
Miércoles 8 de octubre de 2014
El crimen de Melina Romero sigue bajo investigación judicial mientras cuatro personas continúan detenidas por el caso. Este miércoles, medios dieron a conocer la declaración final de Melody, la única testigo que brindó detalles en la causa.

En su declaración, la joven relató que todo pasó en la casa de César, padre de Toto, en un templo Umbanda.

El hecho ocurrió el sábado a las 22 cuando la vinieron a buscar en un auto chico de vidrios polarizados. Yoel le dijo que a Melina la iban a drogar y enfiestar.

Ante esta situación y atemorizada, Melody se negó a subirse al auto y quiso convencer a Melina de que se quede con ella.

La testigo dijo que en el auto llevaban marihuana, cocaína y clonazepam. Melody se fue a dormir y a las 7 del otro día volvieron por ella.

Dijo que Melina estaba "en su mambo, no daba más" y recordó un auto viejo azul marino.

La joven no pudo convencer a la víctima para salir del auto donde había una jarra con bebida. Fue entonces cuando Melina le pidió que la acompañe, que no la deje sola. Entonces, accedió y se subió al auto.

Luego fueron “a la casa de César, padre de Toto y tío del Narigón, donde había una reja blanca oxidada, un pasillo largo que da a una puerta corrediza. Tras una cortina se veían santos, un perro y árboles”.

Allí, Melody vió "fasos, merca, alcohol y colillas". “Melina se besó con un chico que no conocía. César y Toto no las dejaron irse”.

Luego de 5 minutos Melina quiso salir, estaba "llena de chupones" y ante su negativa, “Toto se sacó. Empujó a Melina. Abusó de ella. Le sacaron la ropa y la sometieron”.

Según declaró, Melody les dijo que por favor no le hagan nada a Melina. Todos estaban bailando. César taponó la puerta y les mostró un arma que tenía en la cintura. "Melina me decía que las iban a violar. Estábamos secuestradas. A Melina la cagaron a palos entre Toto y Elías como en una pelea callejera".

Joel le pegó de forma no tan violenta. Melina cayó al piso ensangrentada. El Narigón la tiró en la cama a las 16 del domingo.

Melina reaccionó, pero no sabía lo que le había pasado. Toto y Elías le dijeron que se había desmayado. Ellos le sacaron la ropa a Melina y la violaron. Melina intentó resistirse a codazos. Toto le pegó una trompada en la cara. Melina quedó inconsciente.

Luego, Toto y Elías se subieron a un auto que manejaba César hacia Hurlingham. César y Elías bajaron la bolsa con el cuerpo de Melina del auto y caminaron hasta un puente, donde la arrojaron.