Diputados votará esta madrugada el Presupuesto 2015

Hubo un extenso debate que estuvo centrado en el nivel del gasto público, el déficit, el endeudamiento y las facultades para que el jefe de Gabinete pueda realizar reasignación de partidas presupuestarias.
Miércoles 8 de octubre de 2014
La Cámara baja se encamina a votar el proyecto, luego de agotar un extenso debate que estuvo centrado en el nivel del gasto público, el déficit, el endeudamiento y las facultades para que el jefe de Gabinete pueda realizar reasignación de partidas presupuestarias. Los puntos salientes del proyecto.

Cuando la discusión del proyecto de ley de gastos y recursos ya lleva más de ocho horas, queda aún una extensa lista de oradores por lo cual se estima que la votación recién se concretará en general cerca de las 2 de la madrugada y una hora después concluirá la aprobación en particular.

De esta manera, el oficialismo cumplirá con su meta de aprobar el presupuesto para el 2015, que tiene como eje central un crecimiento de la economía del 2,8 por ciento, una variación de precios del 15,6 por ciento y un dólar promedio de 9,45 por unidad.

Asimismo, la iniciativa oficial prevé ingresos corrientes por 1 billón 296.000 millones de pesos y gastos por 1 billón 347.000 millones de pesos, con un resultado primario positivo de 1,02 por ciento y un resultado financiero negativo del orden del 1 por ciento.

Para sancionar el proyecto que contempla las previsiones de gastos y recursos, el oficialismo cuenta con 117 votos, seis del Frente Cívico de Santiago, 3 de Nuevo Encuentro, 3 del Movimiento Popular Neuquinos, dos fueguinos, uno del Pj de La Pampa, y Ramona Pucheta, del Frente de Igualdad y ex aliada de Raúl Castells.

La sesión especial comenzó a las 12.10 y fue conducida a lo largo de toda la jornada por la vicepresidenta de la cámara, la santiagueña Norma Abdala de Matarazzo, debido a que el titular del cuerpo, Julián Domínguez, pidió una licencia de diez días por razones de salud.

A lo largo de la extensa jornada, en la que se anotaron más de 120 diputados para exponer, el debate estuvo centrado en el nivel del gasto público, el resultado financiero que será deficitario, el endeudamiento y las facultades para resignar partidas del Jefe de Gabinete, casi un clásico cuando se discute esta ley.

De esta manera, los diputados debatían el presupuesto para el 2015 que tiene una pauta de crecimiento de la economía de 2,8 por ciento, un dólar promedio de 9,45 y una variación de precios de 15,6 por ciento.

Asimismo, la iniciativa oficial prevé ingresos corrientes por 1 billón 296.000 millones de pesos y gastos por 1 billón 347.000 millones de pesos, con un resultado primario positivo de 1,02 por ciento y un resultado financiero negativo del orden del 1 por ciento.

El debate fue abierto por el presidente de la comisión de Presupuesto, Roberto Feletti, quien planteó que la política fiscal prevista por el gobierno apuntala la "competitividad de la economía" y rechazó las acusaciones de la oposición de "un incremento desmesurado del gasto público" y de la incorporación de empleados públicos.

Al hablar como miembro informante, Feletti señaló que "desmentimos categóricamente a quienes quieren pre-constituir pruebas para un ajuste, acusando a este gobierno de estar creando empleo público descontroladamente”.

“Es una absoluta mentira”, se quejó, ya que “la tasa de variación de las remuneraciones acompaña la pauta salarial y las altas y las bajas existentes son netamente vegetativas”.

Desde la oposición, el radical y candidato a presidente Julio Cobos, aseguró que desde la UCR " no votará el proyecto porque no reúne las condiciones que necesita un país federal y con parámetros económicos que estén cerca de la realidad".

A su vez, el vicepresidente de la comisión de Presupuesto, el radical Miguel Bazze cuestionó la administración del gasto del Estado al afirmar que "no creemos que sea eficiente ni transparente" y que provocó "se retraiga la actividad económica".

En cambio, la socialista Alicia CicilianI dijo a que a su espacio político "no nos asusta el gasto público" sino "que ese nivel de gasto no se refleja en las escuelas y hospitales" y que este presupuesto "es inadmisible porque no aceptamos que se pueda delegar facultades para reformular partida".

En tanto, el diputado de Nuevo Encuentro, Carlos Heller, aseguró que el proyecto de Presupuesto para el 2015 "consolida" las políticas "activas" realizadas en los últimos once años que permitieron crear 6 millones de puestos de trabajo, y reconoce las dificultades del contexto económico internacional.

En tanto, el ex presidente del banco Ciudad y diputado macrista, Federico Sturzenegger, también rechazó que se pueda "resignar partidas sin la participación del Congreso Nacional" y dijo que esta iniciativa "está vacío de contenido y esta una letra muerta".

A su turno, el ex gobernador bonaerense y diputado massista Felipe Solá se quejó del incremento del gasto al afirmar "va a tener un aumento por encima" de las previsiones que elaboró el gobierno porque "se trata de un año electoral".

Estas argumentaciones fueron rechazas por el diputado kirchnerista Edgardo Depetri, quien acusó a la oposición de "tener una mirada parcial" y electoralista del presupuesto y señaló que para "nosotros este presupuesto es parte de este proyecto político iniciado en el 2003" por Néstor Kirchner.

Agregó que "la política económica y presupuestaria ha sido clave lograr" en este modelo económico y señaló que "ahora somos los diputados y senadores los que "discutimos el presupuesto y no el Fondo Monetario Internacional como sucedía en la década del 90".

En tanto, el diputado de Unen-Suma, Martín Lousteau, adelantó que no acompañará el proyecto del Presupuesto 2015 al señalar que “hay que hacer un esfuerzo para presupuestar tan mal” y señaló que "la meta de inflación prevista para todo el año se cumplió en marzo".

A su vez, el diputado de Unidad Popular, Claudio Lozano, dijo que desde ese sector proponen "otro presupuesto que evita la devaluación, aumenta el consumo popular, favorece una reactivación ahorradora de divisas y con una inversión del 8 por ciento del PBI".