"Este triunfo está dedicado a Fidel y a Chávez”, dijo Evo

Lunes 13 de octubre de 2014
El presidente de Bolivia, Evo Morales, asumió anoche que fue reelecto por segunda vez consecutiva con más de 60 por ciento de los votos y que ganó en ocho de los nueve departamentos del país, tal como lo anticiparon un escrutinio rápido y varios sondeos a boca de urna, todos privados, pero aún no había sido confirmado por datos oficiales.

Al hablar desde un balcón de la sede del gobierno a los miles de simpatizantes reunidos en la vecina plaza Murillo, Morales dedicó el éxito electoral de hoy a "todos los pueblos de América latina y del mundo que luchan contra el capitalismo".

Morales apareció en el histórico balcón rodeado por el vicepresidente, Álvaro García Linera; el canciller, David Choquehuanca, y decenas de colaboradores y simpatizantes.

"Muchas gracias por este nuevo triunfo del pueblo boliviano", dijo el mandatario al público entusiasta que a cada momento lo interrumpía con sus cánticos, y les aseguró que el resultado de la elección lo compromete a "seguir integrando no solamente a los bolivianos sino a los latinoamericanos".

El jefe del Estado sostuvo que "ha ganado la dignidad y la soberanía del pueblo boliviano", y que su triunfo "está dedicado a todos los pueblos del mundo que luchan contra el imperialismo".

También tuvo dedicatorias personalizadas al ex presidente y líder histórico de Cuba, Fidel Castro, y al fallecido ex mandatario venezolano Hugo Chávez.

"Este triunfo está dedicado a Fidel Castro, dedicado a Hugo Chávez, que en paz descanse, a todos los presidentes y gobiernos antiimperialistas y anticapitalistas", subrayó.

Por otra parte, Morales se mostró optimista con respecto al resultado en Beni -el único de los nueve departamentos bolivianos donde no ganó, según el conteo rápido de la firma Mori-, al decir que "se disputa voto a voto".

De todos modos, sostuvo que con el resultado de hoy quedó demostrado que en Bolivia "no hay media luna sino luna llena", en referencia al apodo con que comunmente se llama a las regiones orientales que hasta hoy eran mayoritariamente opositoras.