Argentina y Holdouts se reúnen esta semana con Pollack

Lunes 13 de octubre de 2014
El ministro de Economía, Axel Kicillof, aseguró que no espera "nada" de la nueva reunión convocada para esta semana con Daniel Pollack, el mediador designado por el juez de Nueva York Thomas Griesa, para intentar llegar a una solución en el litigio que mantienen la Argentina y un grupo de holdouts.

En este contexto, el diputado y dirigente industrial José Ignacio De Mendiguren consideró hoy que si se soluciona el litigio con los holdouts y llegan inversiones al país podría haber un "rebote" de la economía argentina en 2015.

Por su parte, el economista Claudio Loser, ex director para América Latina del Fondo Monetario Internacional (FMI), advirtió que por el litigio con los holdouts Argentina sigue "aislada financieramente" pero planteó que "hay un piso" a esa situación porque en un año habrá "cambio de gobierno" con lo cual "el daño no puede ser total".

Pollack anunció el viernes que esta semana habrá una nueva reunión en Nueva York entre los abogados que patrocinan a la Argentina y los holdouts, aunque el mediador se excusó de dar mayores precisiones sobre los parámetros en los que se llevará a cabo el diálogo.

Las tratativas se reactivaron luego de varias semanas de estancamiento en la negociación, durante las cuales Griesa declaró a la Argentina en desacato por no cumplir con una sentencia del magistrado que obliga a pagar a los holdouts 1.330 millones de dólares más intereses.

En ese lapso, Argentina sancionó una Ley de Pago Soberano que cambia a Buenos Aires la sede de cobro de los bonos reestructurados como alternativa para a los acreedores que aceptaron ingresar a los canjes realizados en 2005 y 2010.

En este escenario, Kicillof ratificó que "hoy la oferta disponible" de parte del gobierno argentino para los holdouts que litigaron contra el país "es un canje de bonos en las mismas condiciones de quita, plazos y tasas que las que recibieron quienes ingresaron al canje".

"De la mesa de Pollack no se puede esperar nada. Le pedimos al juzgado que colabore para buscar una solución. Que convoque una reunión con todos los acreedores que no entraron al canje: buitres y holdouts. No puedo negociar sólo con el más malo de todos", señaló el ministro al diario Página 12.

En este sentido, Kicillof alegó que "no hay un impedimento legal para que Griesa convoque al 7,6 por ciento de acreedores que no participaron. Esto no se arregla sólo con Paul Singer. Insisto, en la mesa de negociación tienen que estar todos".