Reflexiones de Alfredo Leuco

Martes 14 de octubre de 2014
“Yo bromeo con el tema de Putin, porque hay que escuchar atentamente, varias veces la conversación entre Cristina y Vladimir Putin, que es el violador serial más importante de los derechos humanos y de la libertad de prensa, dos periodistas asesinados por año hay en Rusia, sin embargo la presidenta lo aplaudía eufórica, por este acuerdo de que vamos a poder ver el canal Rusia Televisión”.

“Hay que seguir de cerca algunos de los conceptos tan antiguos y setentistas, de que la información es un arma letal que le lava el cerebro a la gente y coloniza las conciencias, era una mezcla del Zar y de Stalin, y sin embargo Cristina aplaudía con euforia”.

“Yo desafío a los muchachos, que me acusaron de destituyente en las pintadas que me hicieron en Esquel, a que busquen en internet en mis más de 5 mil columnas que tengo escritas, a ver si encuentran un solo dato, un slo elemento antidemocrático, les va a costar encontrar algo, ¿saben por qué? Porque creo profundamente en la democracia, porque creo profundamente en la libertad, porque defiendo los derechos humanos mucho antes de que Cristina Fernández y Néstor Kirchner pronunciaran la palabra “Derechos Humanos”, creo en la Educación para conseguir una sociedad más igualitaria, creo en el rol de Estado para que asista a los que más necesitan”.

“Ahora, como les cuentos esto, también pienso que tengo que ser la piedra en el zapato de los gobernantes, el trabajo del periodista es marcar lo que está mal, para marcar lo que está bien, está lleno de alcahuetes y genuflexos que pagamos todos los argentinos”.