La morgue porteña había negado el ingreso de Arruga tras desaparecer

El Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial de la Nación informó dos meses después de la desaparición del adolescente Luciano Arruga, en abril de 2009, que en la morgue de la Capital Federal no se había recibido ningún cuerpo con las características de éste, indicaron desde la Fiscalía General.
Sábado 18 de octubre de 2014

El Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial de la Nación informó dos meses después de la desaparición del adolescente Luciano Arruga, en abril de 2009, que en su morgue no se había recibido ningún cuerpo con las características de éste, por lo que la Justicia provincial dejó de buscarlo en la Capital Federal, donde realmente estaba, indicó hoy la Fiscalía General de La Matanza

En un comunicado oficial, el Ministerio Público recordó que tomó conocimiento de la desaparición de Arruga (16) a raíz de la denuncia radicada el 31 de enero de 2009 por su madre, Mónica Alegre, quien aportó "sus características personales, como la vestimenta con la cual fue visto por última vez".

"A partir de allí se articuló una batería de medidas tendientes a dar con el paradero del menor, en las que se encontraba oficiar a los hospitales aledaños", añade el comunicado.

La Fiscalía General de La Matanza dio a conocer esta información luego de que ayer se encontró el cuerpo de Luciano enterrado en el cementerio de la Chacarita como NN, y se pudo establecer que previamente había sido atropellado por un auto sobre la avenida General Paz y estuvo horas internado en el hospital Santojanni hasta su muerte

El cadáver fue enviado a la morgue porteña para la autopsia de rigor y como nadie lo reclamó, pese a que la familia asegura que lo buscó en ese centro de salud, se enterró y allí estuvo estos cinco años y ocho meses.

El titular del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Horacio Verbitsky, y los familiares de la víctima cuestionaron ayer lo actuado en la investigación, que hasta el año pasado estuvo a cargo de funcionarios judiciales de La Matanza, ya que no se pudo avanzar en el hallazgo del joven.

En un comunicado enviado a Télam, la Fiscalía General de ese distrito detalla que tras denunciada la desaparición se requirió "a la totalidad de los Departamentos Judiciales que posee la Provincia de Buenos Aires para que se informe sobre la iniciación de una investigación, en la que se halle involucrado un menor con las características aportadas por la familia o que responda a los datos filiatorios consignados".

Debido a que el departamento judicial La Matanza linda en su jurisdicción con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, "en marzo de 2009 se libró oficio al Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial de la Nación", explica.

"En el mes de abril del año 2009, el médico forense interinamente a cargo de dicho cuerpo (contestó) que desde el 30 de enero de 2009 hasta esa fecha no se había recibido en la morgue judicial, para su autopsia, cadáver alguno con las características similares a las que se describen en el oficio remitido por la Fiscal interviniente", agrega.

El Ministerio Público matancero aclara que por ese motivo "no se ahondó en esa línea investigativa, en el entendimiento de que es ese organismo el que recibe en el ámbito de la Capital Federal todos los cuerpos sin vida para realizar autopsias".

En el comunicado, se especifica que "en dicho oficio se le había brindado características personales de edad, estatura, cutis, largo y color de pelo, ojos, tatuajes que poseía y un aro en la oreja, como así también la vestimenta que poseía la última vez que fue visto" Arruga.

Asegura que en el expediente se dejó "constancia de que se constituyeron instructoras judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Provincia de Buenos Aires, a quienes se les proporcionó la misma información".

"Habiéndose agotado esa instancia de búsqueda, se continúo con distintas medidas de pruebas tendientes a dar con su paradero", se explicó.

También enumera que se realizaron "rastrillajes con georadar", además de haber comisionado "a instructores del Ministerio Público Fiscal, junto a la fiscal, a la Provincia de Córdoba", se tomaron "declaraciones testificales" y se ordenó "peritaje para determinar ADN".

Finalmente, se informa que se libró "oficio al Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación, solicitando el pedido de búsqueda en el Registro Nacional de Personas Menores extraviadas, quedando cargado en esa base desde el 5 de marzo de 2009".

Ayer, Verbitsky anunció que se encontró el cuerpo de Arruga, luego de que la Cámara de Casación Penal hiciera lugar a un habeas corpus presentado por la familia del joven y a que el Ministerio de Seguridad de la Nación fuera convocado a una audiencia por el juez federal de Morón Juan Pablo Salas, a cargo de la causa caratulada hasta ahora "desaparición forzada".

Entonces, el Ministerio "comenzó a hacer una compulsa de la totalidad de los libros matrices de la Superintendencia de Policía Científica para encontrar cuerpos que no estuvieran identificados", explicó el periodista.

Debido a que Arruga había estado detenido en el destacamento policial de la localidad bonaerense de Lomas del Mirador el 22 de septiembre de 2008 se contaba con sus huellas dactilares, por lo que se efectuó una comparación con un cadáver que había sido enterrado el 3 de febrero de 2009 en el cementerio de la Chacarita, tres días después de su desaparición.

Paralelamente, se determinó que Luciano había sido atropellado a las 3.21 del 1 de febrero de 2009 y que el conductor estuvo preso, fue procesado y luego sobreseído.