G77 + China propone crear un marco legal para tratar deuda de los países en la ONU

La propuesta efectuada por Bolivia como titular pro témpore del G77 recoge el mandato de la resolución 68/304 del 9 de septiembre último de la Asamblea General, donde 124 países aprobaron la necesidad de crear un nuevo marco legal para países en quiebra.
Lunes 20 de octubre de 2014
Ese día también se estipuló que las iniciativas al respecto debían presentarse para su discusión en el período de la Asamblea números 69 de la ONU, a través de negociaciones intergubernamentales, antes de diciembre de este año, para su posterior tratamiento durante el primer semestre de 2015.

Asimismo, en el proyecto publicado hoy en el sitio oficial de Naciones Unidas y que recoge el planteo argentino, se destaca que las discusiones están "abiertas a todos los Estados miembro", los 193 países de la ONU, más allá de que la votación en la que 124 lo hicieron a favor, unos 41 se abstuvieron y otros 11 lo hicieron en contra. Además, el proyecto prevé la realización de tres encuentros, uno en febrero, otro en abril y el último en junio de 2015 en la sede del cuartel general en la ciudad de Nueva York.

Se espera que el mencionado proyecto de "modalidades" sea votado en diciembre próximo por la Asamblea General de Naciones Unidas.

En los 10 puntos del proyecto, el G77 solicita que se aseguren los mecanismos para que el comité ad hoc trate el asunto en tiempo y forma, para cumplir con la mencionada resolución 68. Para ello, se propone designar a dos presidentes de dicho comité.

Se contempla también que el Secretario General invite a los estados miembro y a terceros observadores para que suscriban comentarios al respecto. En este sentido, se invita a sectores de la academia, ONG, organismos multilaterales y sectores privados a que realicen contribuciones para la creación del nuevo marco legal.

Asimismo, prevé la creación de comisiones regionales para garantizar el trabajó del Comité. También solicita al Secretario General que provea de los gastos necesarios para que estos sectores logren involucrarse activamente en el proyecto, como gastos de traslado y alojamiento en los casos que resulte necesario.

Por último, le solicita explícitamente "al comité ad hoc que presente ante la Asamblea General, en su sesión número 69, una propuesta para un nuevo marco legal multilaterales en el proceso de reestructuración de deuda soberana para su consideración y su acción apropiada".

En otro orden y relacionado con el tema, el canciller argentino Héctor Timerman recibió hoy al Presidente del Senado italiano, Pietro Grasso.

En la reunión, "el Canciller se explayó sobre la cuestión del marco legal para la reestructuración de deuda soberana y ambos coincidieron en la necesidad de la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU y analizaron la próxima reunión del G20 en Australia", informó la cartera de Relaciones Exteriores.

Italia, como miembro del G7, fue uno de los países europeos que se abstuvo de votar en contra de la propuesta realizada por el G77 más China para la creación del nuevo marco legal en cuestión, lo cual fue interpretado de manera favorable por el gobierno argentino y a sabiendas de las presiones de países como Estados Unidos, que buscaron -con poco éxito- llevar la votación por la negativa.

Asimismo, la posición pública del gobierno italiano en los últimos meses resultó favorable a la Argentina sobre la necesidad de crear un nuevo marco legal para reestructurar la deuda.