Reflexiones de Alfredo Leuco

Martes 21 de octubre de 2014
“Lázaro y Amado son nombres que los Kirchner no van a olvidar nunca en su vida, porque se han transformado en una especie de ventiladores humanos que todos los días tiran porquerías y ensucian y envenenan la imagen del gobierno, la investidura de la Presidenta, los ministros y por supuesto una parte importante la familia presidencial”.

“Se han convertido Lázaro y Amado en dos mochilas de piedra realmente tremendas y la verdad que a esta altura es cierto que los buitres estén inquietando a la Presidenta con toda esa información que anda dando vueltas de que han descubierto algunas cuentas que no estaban declaradas, algunas que involucran a miembros de su familia, su hijo por ejemplo, es cierto que los buitres son repugnantes y extorcionadores, pero también es cierto que nadie que haga las cosas como corresponde, que no tenga nada que ocultar, pueda ser extorcionado, si alguien tiene miedo de ser extorcionado es porque algo no está dentro de la ley de la manera en que se ha comportado”.

“Y por supuesto, todo se convierte en algo muy inexplicable, la Presidenta le hace poner la cara a algunos que van dejando los restos de su costo político, por ejemplo Jorge Capitanich, Ricardo Etchegaray, gente que todos los días tiene estar poniendo la cara y tratar de explicar lo inexplicable”.