Condenaron a perpetua al viudo y a un pai por el crimen de la docente Silvia Prigent

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de San Isidro consideró al viudo Sfeir y a Jorge Bini, alias "El Pai" o "Indio", coautores del "homicidio calificado por el vínculo" de la maestra, quien fue hallada con dos tiros en la cabeza.
Miércoles 22 de octubre de 2014

El viudo Daniel Sfeir y un ex empleado suyo fueron condenados hoy a prisión perpetua por haber asesinado de dos tiros en la cabeza a la esposa del primero, la docente Silvia Prigent, en 2011 en la localidad bonaerense de Tigre, informaron fuentes judiciales.

.
El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de San Isidro consideró a Sfeir -ausente durante la lectura de fallo-, y Jorge Bini (63), alias "El Pai" o "Indio", coautores del "homicidio calificado por el vínculo" de Prigent (50).

.

Sfeir fue condenado por el "homicidio agravado por el vínculo" y el tribunal integrado por los jueces María Angélica Etcheverry, Débora Ramírez y Federico Tuya, ordenó investigar a tres personas por falso testimonio, entre ellas, el hijo de la víctima, de 17 años.

Daniel Prigent, hermano de la maestra asesinada, dijo ante los medios que si bien la investigación iniciada contra su sobrino "es un tema complicado", ahora la justicia lo va a citar a declarar.

"Nos preocupa la salud de él, pero los hechos están y el tribunal ha decidido esto y se ha plasmado en la audiencia oral. Mi sobrino quedó involucrado por defender a su padre", sentenció el hombre.

El hijo de la maestra asesinada que tenía 14 años cuando ocurrió el hecho, quedó al cuidado de la hermana de Sfeir.

"Lo hemos visto varias veces desarrollando su vida dentro de la normalidad y conviviendo con esto. El defiende a su padre, pero también la realidad es que su madre esta muerta", relató.

Las otras dos personas que se van a investigar por el encubrimiento y falso testimonio son, María Cristina Soria, la amante de Sfeir y su actual pareja.

En el expediente judicial hay una escucha telefónica clave, en la que Sfeir fue grabado cuando dice: "yo la mandé a matar", y tres días antes de ser detenido llamó a su buzón de voz para levantar un mensaje sin saber que la línea estaba intervenida.

Durante el juicio, la empleada de la familia escuchó esa grabación y logró reconocer la voz de su expatrón.

El viudo había reconocido que la noche del 29 de diciembre de 2011, día que habría ocurrido el crimen de la mujer, se encontraba en la zona del Dique Luján, donde fue encontrado el cuerpo, pero aseguró que había pasado por el lugar en forma
circunstancial.

Este fue otra de las claves en la investigación, porque Sfeir había negado, en un principio, haber estado en la zona donde fue encontrado el cuerpo de su esposa.

A la policía le dijo que ese día estaba durmiendo en su casa, pero luego imágenes grabadas en las cámaras de seguridad del municipio de Tigre mostraron el auto de Sfeir en cercanías del descampado donde apareció la docente asesinada.

Sfeir tenía una compañía de recolección de residuos, y había admitido ante la Justicia que mantenía una relación con María Cristina Soria, quien sería su amante, algo que también negó en una primera instancia.

El fiscal Cosme Iribarren, que estuvo en la instrucción de la causa y en el juicio, aseguró ante la prensa estar "muy conforme" con el fallo del tribunal.