Se puede vivir con psoriasis

Viernes 24 de octubre de 2014
El 29 de octubre se cumplen 10 años del Día Mundial de la Psoriasis. Y este año se constituye en un hito para todos aquellos que como yo, tienen psoriasis. El 30 de Mayo se aprobó en la 67ma Asamblea Mundial de la Salud la resolución Psoriasis, reconociendo a la enfermedad en la agenda de la Organización Mundial de la Salud.

Este reconocimiento es una reivindicación a la lucha de todas las organizaciones que se conformaron por pacientes para pacientes. Hace 10 años nació AEPSO, Asociación para el enfermo de psoriasis que presido desde sus comienzos. AEPSO tiene como principal misión cotidiana “quitar las piedras del camino para que las personas con psoriasis puedan convivir con esta enfermedad, que no tiene cura”.

Hasta hace 10 años atrás no teníamos porqué luchar. Los tratamientos que teníamos eran los tratamientos tradicionales, que aún hoy se siguen usando. Por suerte, hoy podemos decir que la ciencia avanza con la producción de medicamentos para la psoriasis, algo con lo que no se contaban en el pasado.

No solamente, empezaron a fabricarse los biológicos, de la mano de los descubrimientos de Cesar Milstein, sino que a partir de ese momento, los enfermos de psoriasis tenemos una batería de tratamientos diferentes (principalmente para los enfermos de psoriasis grave y moderada), los que están hoy en el mercado y aquellos que ya sabemos van a estar disponibles en 10 o 15 años.

Desde cremas, vacunas, pastillas. Así y todo la psoriasis sigue siendo un desafío para todos, porque es una enfermedad crónica. Y porque cada persona es un sistema inmune en sí mismo. Cada persona reacciona de forma diferente y es por eso que se habla de personas con psoriasis y no de enfermos.

A pesar de que esta enfermedad no tiene cura, podemos vivir libre de lesiones. Casi todas las personas que tenemos psoriasis, más de un cuarto de nuestras vidas convivimos con ella. Entonces es muy importante, a partir del primer diagnóstico, cuando una persona tiene una psoriasis de moderada a grave, saber cómo uno va a pararse frente a la enfermedad, porque va a ser el futuro de su vida lo que va a estar mirando.

Por eso no hay que bajar los brazos. Buscar el médico adecuado, no abandonar los tratamientos. Saber que hay aspectos de la vida que van a cambiar, pero asumir que se puede vivir con psoriasis, cuidándose, pero igual que el resto de las personas.

Aquel que teniendo psoriasis haya pensado que no lo van a querer, que no lo van a tocar, que no lo van a abrazar sepan que teniendo psoriasis te van a querer, te van a mimar y te van a tocar.

*Silvia Fernández Barrio
Fundadora y presidenta de Asociación Civil para el Enfermo de Psoriasis (AEPSO)
www.aepso.org Teléfono gratuito: 0800.222.3776