Nadal, sin Masters ni París-Bercy: se opera de apendicitis

Sábado 25 de octubre de 2014
El español Rafael Nadal, cuya baja del Masters 1000 de París-Bercy de la próxima semana se había anunciado este viernes, afirmó después que su temporada de 2014 está ya finalizada, por lo que no irá tampoco al Masters de Londres de noviembre para poder operarse de apendicitis.

El jugador de 28 años tiene problemas de apéndice desde principios de mes y finalmente decidió pasar por quirófano el 3 de noviembre, con lo que no estará en el tradicional Torneo de Maestros con el que se cierra la temporada.

"No voy ni a París (Bercy) ni a Londres. No estoy lo suficientemente competitivo", dijo el actual número 3 de la ATP.

"Ha llegado el día de decir adiós a la temporada. Es el día de decir que tuve unos buenos primeros seis meses del año, pero luego se hizo todo más difícil, con los problemas de espalda y de muñeca (tres meses de baja), y luego con el apéndice", explicó.

Nadal hizo ese anuncio del final de su temporada de 2014 tras perder por 6-2 y 7-6 (7/4) ante el joven croata de 17 años Borna Coric en los cuartos de final del torneo de Basilea.

Antes del partido, la Federación Francesa de Tenis (FFT) había anunciado la baja de Nadal del Masters 1000 de París-Bercy, que comienza el lunes, por "razones personales". "Necesito operarme. Luego tendré cinco semanas para recuperarme", avanzó.

"Si jugara los dos últimos torneos (París-Bercy y el Masters), no sería lo suficientemente competitivo como para tener opciones de ganar. Es mejor para mí que me recupere. Espero estar de vuelta para el principio de 2015", afirmó.

El pasado domingo, antes del inicio del torneo de Basilea, Nadal había admitido que temía por su salud por jugar tras tomar antibióticos, algo que no le traía buenos recuerdos por ocasiones anteriores, en las que se había lesionado después de un tratamiento así.

Antes del reciente torneo de Shanghai, Nadal se sintió indispuesto y los médicos le diagnosticaron una apendicitis, pese a lo cual jugó en China y se sometió a un tratamiento con antibióticos para intentar contener el problema para poder acabar la temporada y operarse al finalizar la misma.

Su eliminación por el croata Coric en Basilea, justo antes de su anuncio, ya hacía presagiar que algo no funcionaba bien en el cuerpo del español.

"Ha sido una gran sorpresa. No podía creerme estar con 5-0 en el primer set contra Nadal. Tenía miedo de que él empezara a remontar, pero mantuve la calma y jugué bien", relató el joven de 17 años, que tuvo el honor de ser el último rival de Nadal en esta temporada.