La expulsión de extranjeros sólo podría aplicarse en muy pocos casos

Sábado 25 de octubre de 2014
La expulsión de extranjeros, que se incorporaría al Código Procesal Penal a partir de la reforma que impulsa el oficialismo, sólo podría aplicarse a un número muy reducido de casos por lo que continúa la polémica sobre la importancia de la iniciativa.

Según el Servicio Penitenciario, uno de cada cinco presos en nuestro país es extranjero, de los cuales más de la mitad (56%) fue detenido por causas vinculadas al narcotráfico.

Así, la deportación no podría aplicarse a la mayoría de los casos dado que sólo incluye a quienes cometen delitos leves con penas de menos de tres años de prisión.

Además, los extranjeros tiene que estar en el país ilegalmente y deben ser detenidos en fragrante delito.

Por último, la norma sólo afirma en su texto que los extranjeros “podrían” ser expulsados si se cumplieran todas estas condiciones, pero no es obligatorio.

Es por estas razones que los especialistas aseguran que es muy escasa la cantidad de casos a los que se le llegaría a aplicar esa medida.