Anuncios de Dilma calmaron a los mercados en Brasil

La bolsa de San Pablo, las acciones de Petrobras y el Real reaccionaron positivamente a las declaraciones de la presidente reelecta quien aseguró que reactivará el crecimiento y controlará la inflación.
Martes 28 de octubre de 2014
La bolsa de Sao Paulo subió hoy un 2,19 % en la apertura y, tras los primeros quince minutos de operaciones, su índice Ibovespa se situó en los 51.608 puntos después de que la presidenta Dilma Rousseff, reelegida el domingo, se comprometiera la víspera a emprender reformas económicas este año.

El lunes, en la primera sesión tras los comicios presidenciales, la bolsa paulista llegó a caer más de un 6 % y cerró con una bajada del 2,77 %, hasta situarse en los 50.503 puntos, su peor nivel desde abril, como muestra de rechazo a la política intervencionista de la mandataria.

No obstante, tras el cierre de los mercados, la presidenta afirmó que anunciará este mismo año medidas para recuperar la economía y reforzar el combate a la inflación, pero que primero las discutirá en un amplio diálogo con todos los sectores.

"No voy a esperar la conclusión del primer mandato para iniciar todas las acciones necesarias para transformar y mejorar el crecimiento de la economía", dijo en una entrevista a la televisión Globo al admitir su preocupación con las bajas tasas de crecimiento económico y la elevada inflación.

Las palabras de Rousseff calmaron este martes a los inversores y el principal indicador de la bolsa de Sao Paulo comenzó la sesión con ganancias, mientras que el real brasileño se apreció un 1,26 % frente al dólar.

La moneda estadounidense inició la sesión negociada a 2,492 reales para la compra y 2,494 reales para la venta en el tipo de cambio comercial, después de cerrar la víspera en los 2,526 reales para la venta, su mayor valor desde 2005.