Matan a contador luego de simular un allanamiento

Miércoles 29 de octubre de 2014
Un contador fue asesinado de un balazo en el abdomen por un delincuente que irrumpió en su vivienda tras simular un allanamiento, en la localidad bonaerense de Florencio Varela, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió esta tarde, en una casa ubicada en el cruce de las calles José Enrique Rodó y Nicolás Bocuzzi, en dicha localidad de la zona sur del Gran Buenos Aires, donde la víctima, identificada como Sebastián Calvi (51), vivía con su familia.

Fuentes policiales informaron que todo comenzó cuando el contador se encontraba en su dormitorio de la planta alta del inmueble junto a su esposa y escuchó cuando al menos un delincuente tumbó la puerta de entrada tras simular tener una orden de allanamiento.

Ante esa situación, Calvi tomó una pistola calibre .22 de su propiedad con la intención de realizar un disparo intimidatorio para que los asaltantes abandonaran la casa, pero la mujer lo disuadió de no hacerlo para resguardar su integridad física, dijeron los informantes.

Sin embargo, un delincuente armado llegó hasta la planta alta y al ver a Calvi con la pistola en mano gritó "¡no me tires!" y efectuó él un primer y único disparo que impactó en el abdomen del contador, explicó a Télam un jefe policial que participa de la pesquisa.

Luego del disparo, el asaltante huyó a la carrera sin robar nada, mientras que la víctima cayó muerta en el lugar, indicó el vocero consultado.

Según la fuente, se sospecha que al llegar a la calle, el delincuente que tiró abordó una camioneta en la que lo aguardaba al menos un cómplice.

En tanto, los pesquisas procuraban esta noche determinar cómo tumbaron la puerta de entrada a la casa ya que allí no hallaron ningún elemento contundente.

Además, los investigadores policiales buscaban cámaras de seguridad en la zona para tratar de identificar a los delincuentes, ya que hasta esta noche no había ningún sospechoso detenido.

Respecto al móvil del crimen, el jefe policial añadió que se apunta a un intento de robo aunque el asesino no se haya llevado ningún elemento de valor ya que la esposa de Calvi contó que su marido no tenía enemigos, deudas ni disputas personales.

El homicidio es investigado por la fiscal Vanesa Maiola, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 6 de Florencio Varela.