Asesinó a remisera y cayó por control de alcoholemia

Miércoles 29 de octubre de 2014
Un hombre de 25 años fue detenido esta madrugada en la localidad bonaerense de Darregueira, partido de Puan, sospechado de asesinar a una remisera pampeana, que estaba desaparecida desde el último domingo y al momento de la detención habría confesado el crimen.

Según informaron fuentes policiales a NA, el presunto homicida identificado como Rodrigo Breitelztein, nacido en General Pico, quedó detenido tras un allanamiento realizado este miércoles a la madrugada en su casa, ubicada en Misiones al 100 del barrio Plan Federal de Darregueira.

El hombre, que al momento de la captura habría confesado el homicidio, está sindicado de ser el autor del crimen de Alicia Rodríguez, de 71 años, oriunda de la localidad pampeana de Guatraché, y fue asesinada de un disparo en la cabeza con una pistola 9 milímetros.

Los investigadores encontraron el cuerpo de la mujer este martes a la vera de un camino vecinal de la localidad de Adolfo Alsina y al lado del cuerpo estaba la pistola con la que habría sido asesinada y que tenía pedido de secuestro.

Policías de las provincias de Buenos Aires y de La Pampa determinaron que la víctima, de la que no se tenían noticias desde el domingo a la tarde, había sido vista esa noche frente a un bar de la localidad pampeana de Guatraché con un sujeto que había solicitado un viaje hasta Darregueira.

Luego de tareas de inteligencia y declaraciones de varios testigos, se estableció la identidad del sujeto, por lo que efectivos de la Estación de Policía Comunal de ese distrito, junto a integrantes de otras dependencias de la zona, allanaron su vivienda y lo detuvieron.

Según las fuentes, en el momento del allanamiento y de la detención, el hombre habría dicho a los efectivos policiales: "Se me escapó un tiro".

En tanto, se estableció que luego del asesinato, el delincuente se trasladó en el auto que la mujer usaba como remis, un Peugeot 207, hasta la localidad de Bahía Blanca, donde fue demorado por la Guardia Urbana de esa ciudad por conducir en estado de ebriedad.

El individuo fue interceptado en la esquina de Moreno y Tucumán, luego que un vecino alertara al 911, y el test que le realizaron arrojó que tenía 1,79 gramos de alcohol en sangre.

Ante un canal de televisión de Bahía Blanca, en el momento en el que fue demorado, el sospechado dijo: "Estábamos hasta las manos. Había tomado fernet".

Efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y de La Pampa trabajaron en el caso y la causa tramita en la UFI N° 3, a cargo del fiscal Juan Martín Garriz, perteneciente al Departamento Judicial Trenque Lauquen.