Capitanich habló del conflicto con policías en Santa Cruz: Gobierno envió prefectos y gendarmes al lugar

El jefe de Gabinete afirmó que "debe ser absolutamente normalizado", al tiempo que remarcó que "debe existir cohesión y disciplina en las fuerzas de seguridad para servir a los habitantes".
Viernes 31 de octubre de 2014
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, condenó hoy el autoacuartelamiento iniciado por policías de Santa Cruz por un reclamo salarial, ya que "incurren en un delito de sedición" que "debe ser severamente castigado", y calificó de "apología del delito" afirmar que este tipo de situaciones puede difundirse a otros distritos, como ocurrió el año pasado.

"Cualquier cuestión asociada al autoacuartelamiento es un delito", manifestó al ser consultado esta mañana, durante su habitual conferencia de prensa, sobre el conflicto iniciado ayer por grupos de policías en Caleta Olivia y Río Gallegos.

Capitanich dijo que existe la "comunicación correspondiente entre el Estado nacional y la Provincia" a raíz de la protesta policial y recordó la "posibilidad de convocatoria a un comité de crisis", tal como contempla la ley, pero no mencionó si la Nación había adoptado medidas de asistencia.