Polémica por el Playmóvil del "pibe chorro"

Viernes 31 de octubre de 2014
Los niños tienen presente el bien y el mal desde su más tierna infancia. Juegos de polis y cacos o dibujos animados donde siempre hay un personaje maléfico al que combatir dan cuenta de ello. Pero un juguete que hasta ahora era inofensivo se ha visto envuelto en controversia en Reino Unido por una de sus últimas versiones. Bajo el título “Banco con cajero automático”, un set de Playmobil incluye la escena de un atraco a un banco con un personaje que sujeta un arma.

El juego ha suscitado un reguero de críticas en el país británico ya que simular la acción de un atraco no parece especialmente indicado para niños de 4 a 10 años, edades entre las que está recomendado el juego. La caja, que cuesta alrededor de 40 euros, cuenta con dos personajes en el contexto de un banco, uno de ellos con la cara tapada y portando un arma.

“No queremos animar a los jóvenes a la violencia a través de un juguete”, ha defendido Danny Bryan, un militante antiarmas, ante el diario británico Daily Mail. Playmobil, por su parte, no ha tardado en responder a las críticas, alegando que sus cajas de juegos tienen simplemente la intención de alentar a los niños “a imaginar, a inventar y crear”.


La escena del atraco

El debate está abierto. ¿Es este set de Playmobil lo que deberíamos entender como 'cosa de niños'? Las fotografías que muestra la caja de este juego de Playmobil muestran a una mujer rubia vestida de negro, oculta bajo unas gafas oscuras, portando un bolso de color rojo del que sobresale una barra metálica. La ladrona señala directamente con el arma al empleado de banca, que le facilita fardos de dinero y lingotes de oro con los brazos en alto ante el temor de ser disparado. En otra escena se puede ver al caco abriendo un cajero automático con la barra de hierro. (Fuente: Yahoo.com)