Detienen a dueño del depósito que explotó en Córdoba

Fue apresado acusado de "estrago culposo agravado", informaron fuentes policiales. Los voceros identificaron al capturado como Sergio Raponi, responsable de la firma Raponi Industria Química SRL, y detallaron que en la causa judicial intervino la fiscal Eve Flores.
Viernes 7 de noviembre de 2014
El dueño del depósito de productos químicos de la capital cordobesa que explotó y causó 66 heridos, dos de ellos de gravedad, fue detenido hoy acusado de "estrago culposo agravado", informaron fuentes policiales. Los voceros identificaron al capturado como Sergio Raponi, responsable de la firma Raponi Industria Química SRL, y detallaron que en la causa judicial intervino la fiscal Eve Flores.

Por su parte, el ministro de Salud de Córdoba, Francisco Fortuna, dijo a esta agencia que una mujer de 70 años y un adolescente de 15 permanecían internados este mediodía en el Hospital de Urgencias de la capital provincial, producto de "politraumatismo de cráneo" y otras lesiones "graves".

En tanto, un policía y un bombero que habían acudido al lugar a raíz de la explosión seguían internados "por precaución" en el Policlínico Policial de Córdoba.

El estallido ocurrió a las 20.40 de ayer tras un incendio en la fábrica de productos químicos de Avellaneda al 2900, en el barrio Alta Córdoba.

"El depósito de la fábrica estaba prácticamente en el corazón de la manzana y hubo una voladura importante que dejó un cráter impresionante en el lugar", detalló en diálogo con la radio de FM Rock & Pop el ministro de Desarrollo Social de Córdoba, Daniel Passerini.

A su turno, su colega de Salud de la provincia mediterránea sostuvo que la mayoría de las 66 personas heridas "fueron asistidas y luego derivadas prácticamente a los minutos a sus propios domicilios".

Pero confirmó que "hubo dos derivaciones importantes al Hospital de Urgencias de la ciudad (de Córdoba) de dos personas que sufrieron politraumatismos y heridas severas que tienen pronóstico reservado y, hasta estas horas, siguen siendo asistidas".

"En los primeros minutos, se derivaron también a dos agentes, uno de policía y otro de bomberos, al Policlínico Policial de la ciudad, donde se los asistió y estas personas tenían buena evolución", ratificó Fortuna. Por su parte, el director de Defensa Civil de Córdoba, Hugo Garrido, aseguró que la explosión causó roturas de vidrios hasta en casas situadas entre "tres y cuatro kilómetros" de distancia.

El funcionario sostuvo que, esta mañana, se realizaron evaluaciones "casa por casa" porque hubo "daños estructurales" y algunas de las viviendas quedaron "prácticamente inhabitables".

Garrido, en diálogo con radio Continental, sostuvo que "hubo autoevacuaciones" tras "una explosión muy potente que es la que generó los daños" en las propiedades.

Confirmó que "ya no" había "inconveniente con lo que hace al incendio" y reconoció que la gente que vive en las adyacencias "quedó muy preocupada y asustada".

"Algunos vecinos pueden volver a sus hogares, salvo los que tienen viviendas con daños estructurales", aseveró.