El Gobierno tomará control de trenes de larga distancia

Así lo anunció el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo. El Estado operará los servicios que unen Buenos Aires con Rosario, Córdoba, Tucumán y La Pampa. Ya lo había hecho con el Belgrano Cargas y el Tren de la Costa
Viernes 7 de noviembre de 2014
El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, anunció hoy que a partir de mañana el Estado nacional comenzará a operar los servicios de trenes de pasajeros de larga distancia que unen Buenos Aires con Rosario, Córdoba, Tucumán y La Pampa.

Randazzo hizo el anuncio en un acto en Parque Norte que organizó el gremio de la Unión Ferroviaria por su 92 aniversario, donde además estuvieron el secretario general del sindicato, Sergio Sasia, el líder de la CGT oficialista, Antonio Caló, y el secretario Gremial de esa central, Omar Viviani.

De esta forma, se avanzó con la resolución que había firmado la cartera de Transporte en 2013, en la que había dispuesto que la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (SOFSE) y la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) comenzarán a operar los servicios que conectan la estación porteña de Retiro con las ciudades de Córdoba y San Miguel de Tucumán, concesionada a la empresa Ferrocentral S.A.

Según indicaron fuentes del Ministerio, aquella resolución daba el marco jurídico para ahora avanzar con la estatización de los servicios, que dejarán de ser operados por las concesionarias, cuyos contratos finalizaron y se decidió no renovarlos.

Y se suman los servicios de trenes de Buenos Aires hacia Rosario y La Pampa.

Las dos sociedades del Estado, SOFSE y la ADIF, fueron creadas en febrero de 2008 con el objetivo de reorganizar la actividad ferroviaria en la Argentina y el Belgrano Cargas y el Tren de la Costa fueron los primeros servicios que pasaron de manos privadas a estatales.

La SOFSE será la responsable de diagramar las frecuencias de los servicios, disponer del material rodante, el pago de salarios y la realización de obras, mientras que ADIFSE pasa a manejar las obras de recuperación de las líneas, con facultades para impulsar proyectos de construcción, rehabilitación y mantenimiento de los ramales.

"No detendremos la presencia del Estado en la administración de los ferrocarriles", enfatizó Randazzo, quien destacó que "el objetivo del Gobierno nacional es volver a darle un servicio ferroviario de calidad a todos los argentinos".

Al dar su discurso frente a 3 mil delegados de la Unión Ferroviaria de todo el país, Randazzo indicó que "el objetivo central, y así lo pidió Cristina, es que donde hubo un tren en la Argentina vuelva a haber un tren".

Por otra parte, el ministro detalló que en el área metropolitana ya fueron renovados "completamente" el ferrocarril San Martín y el Sarmiento con coches cero kilómetro adquiridos por el estado Nacional.

Y recordó que el próximo 25 de noviembre el ramal Tigre del ferrocarril Mitre funcionará con todos los trenes nuevos, mientras que en en los primeros días de 2015 comienzan a embarcarse los 300 coches cero kilómetros para renovar el ferrocarril Roca.

Por último, Randazzo ratificó que "la decisión política por la recuperación definitiva de los ferrocarriles no tiene vuelta atrás", y concluyó: "Antes era ramal que para ramal que cierra, y hoy es ramal que arranca no para nunca más".