Condenan a 36 años de prisión al capitán del ferry surcoreano

Martes 11 de noviembre de 2014
El capitán del buque Sewol, hundido el 16 de abril último en el suroeste de Corea del Sur y que provocó 304 muertos, fue condenado hoy a 36 años de prisión por “homicidio accidental”, mientras que el resto de los 14 tripulantes juzgados recibieron penas de hasta 30 años.

El Tribunal de Distrito de Gwangju (suroeste del país asiático) declaró a Lee Joon-seok, de 68 años, culpable de “homicidio accidental”, ya que escapó del buque sin atender a la seguridad de los pasajeros, la gran mayoría de ellos jóvenes estudiantes.

La Justicia también condenó a 30 años de cárcel al jefe de máquinas, a 20 años al primer oficial del ferry y a 15 años al segundo oficial, por omitir su deber de socorro cuando se hundía el buque.

En cuanto a los once tripulantes restantes que estaban en el banquillo todos recibieron penas de entre cinco y diez años de cárcel.

El juez a cargo de las audiencias confirmó que el capitán fue el máximo responsable del trágico final del naufragio ya que retrasó la orden de evacuación, no tomó las medidas oportunas cuando el barco comenzó a hundirse y posteriormente no realizó esfuerzos para rescatar a los pasajeros.

Sin embargo, decidió desestimar las acusaciones de homicidio doloso expuestas por los fiscales que podrían haber llevado a la pena de muerte.

Por el contrario, el juezo sí consideró que el jefe de máquinas, identificado por su apellido Park, cometió un homicidio doloso al abandonar en la cabina a uno de sus compañeros que se encontraba herido.

El juicio, iniciado en junio pasado, fue uno de los más relevantes en la historia de Corea del Sur y, en paralelo, existen otros procesos judiciales abiertos contra funcionarios y directivos de la naviera del buque, al destaparse numerosas irregularidades que pudieron haber provocado el naufragio.

La jornada también implica el fin a los trabajos de rescate casi siete meses después de que ocurriera el hundimiento y cuando todavía quedan nueve cuerpos por recuperar.